El destacado jugador nacional de Balonmano, Marco Oneto, avisó por redes sociales, el fin de su carrera en el viejo continente, y el regreso a Chile para radicarse definitivamente.

“Junto a mi familia hemos decidido radicarnos definitivamente en Chile, Acá voy a centrarme en trabajar con la Selección, afrontar los nuevos dos torneos que vienen y, sobre todo, trabajar en los proyectos futuros, tanto de mi empresa como de mi fundación”, señala Oneto en su despedida.

Oneto dejo en claro, que no dejará la selección nacional, y que seguirá aportando luego de su recuperación, pensando en los desafíos que tiene el seleccionado de Balonmano, como son los Juegos Odesur en Cochabamba, en mayo, y el Panamericano en Groenlandia, en junio. “Mi meta es estar recuperado para jugar ambos torneos”, comenta, señalando que es el equipo que “realmente lo apasiona” y donde quiere retirarse.

De acuerdo a sus dichos, esta determinación es motivada por “acontecimientos familiares”, agregando que ésta “es la decisión correcta, por lo tanto simplemente no me queda más que agradecer a todos por su ayuda y su constante soporte durante todos estos años”.

Su pasada final por Italia, tampoco dejó conforme al pívot de 35 años, quien comentó que su último año en el Albatro Siracusa italiano fue un gatillante importante. “Creo que es la decisión correcta. No era lo que quería, aunque sabía que el retiro iba a llegar algún día, pero de todas maneras me alegro que se haya terminado en especial una última etapa en Italia que no fue nada agradable, poco recomendable, sobre todo. Pero es un tema que ha terminado”, relata.

Una Trayectoria impresionante

Oneto, probablemente el mejor exponente chileno de la historia en este deporte, llegó al Barcelona junior en 1999, desde donde pasó al equipo B. Entre 2002 y 2009 defendió a equipos españoles, pero su época de oro la vivió en el Barcelona, elenco al que volvió entre 2009 y 2012, donde ganó la Liga de Campeones de Europa, en 2011, además de otros 11 títulos.

Resultado de imagen para marco oneto
Marco Oneto, ganador con el Barcelona de la Liga de campeones europea de Balonmano en 2011

Luego jugó por el poderoso Veszprem húngaro (una liga y una copa) y tras eso, en Alemania, en Magdeburgo y Minden; Polonia, en Wisla Plock; Sporting de Portugal y finalmente Albatro Siracusa.

Como seleccionado sumó tres bronces panamericanos y dos sudamericanos, además de la participación en dos mundiales: Suecia 2011 y Qatar 2015.

Comentarios

comentarios