María José Maturana, tiene 17 años y empezó en la gimnasia por su mejor amiga, que la convenció cuando tenía 7 años. “Me metí al taller del Colegio Alcázar, estuve un semestre con la profesora que estaba en ese entonces y hacia fin de año llegó mi entrenadora actual, Natalia (Sáez). Desde entonces ella ha sido mi pilar fundamental en la gimnasia”, señaló.
“En ese entonces siendo tan chica, me acuerdo que las jornadas de entrenamiento empezaron a ser cada vez más largas y constantes, por lo que me empecé a escapar un poco del nivel de mi compañeras. En momentos, no entendí porque me exigía tanto mi entrenadora solo a mí, porque solo yo tenía que hacer ciertas cosas, sin embargo no costó mucho y se empezaron a ver los resultados”, agregó.
Y así esta promesa de la gimnasia en nuestro país, empezó a tener un límite dentro de la agrupación escolar, llegando al nivel federado, “yo la primera de mi grupo en competir a este nivel, era otra cosa totalmente diferente, mucha competencia, ya no ganaba fuera como fuera”, afirmaba a Faro Deportivo.
Logros, títulos, triunfos importantes que recuerdes…
“Mi primer logro importante fue el 2012 en la Copa Alemania, donde quedé en 1er lugar, categoría infantil formativo balón. Además:
Año 2013: clasifiqué a la final nacional donde salí vicecampeona nacional categoría juvenil formativo, donde pasé al nivel A.
Año 2015: 4to lugar categoría juvenil A balón en la Copa Alemania.
Año 2016: 2do lugar categoría senior A-elite clavas Copa Alemania.
2do lugar final nacional senior A cinta, 4ta all around, 1er lugar conjunto open senior, manos libres, balón y all around”.
¿Por qué decides dedicarte a la gimnasia? 
“El dedicarme a la gimnasia no fue tanto una decisión que tomé, más bien se dieron las cosas y fue el camino que siguió mi vida, dándome cuenta de que esto era lo más importante para mí, por encima de muchas cosas. No podía estar sin entrenar y en lo único que pienso es en gimnasia 24/7. Esto es lo que me mata, amo todo de la rítmica, lo más me gusta es el período de montaje, elegir la música que conecte contigo, con el aparato, con tu entrenadora, lograr dificultades y elementos distintos. No creo que haya algo que no me gusta, la parte difícil es un poco la fortaleza mental y emocional que se necesita para afrontar los entrenamientos, cuando las cosas no salen, la frustración es algo recurrente a lo que hay que saber superponerse”.
Siempre te has mostrado muy agradecida de Natalia Sáez…
“Ella es sumamente importante al momento de que una gimnasta llegue a concretar cosas, mi entrenadora para mí lo es todo, ella sabe todo de mí, sabe mis capacidades, mis límites, ella ha sabido levantarme en los momentos más difíciles tanto dentro como fuera del gimnasio, sin ella no sería la gimnasta y persona que soy hoy”.
¿Qué opinas de la gimnasia en Chile? 
“Si bien no somos potencia mundial en este deporte, creo que la gimnasia a nivel nacional va en un buen camino, creo que hay muchos entrenadores y gimnastas de gran nivel. Pienso que todavía falta más difusión y capacitaciones tanto para entrenadores como gimnastas. Si bien no estoy de acuerdo con muchos ámbitos de este deporte pienso que con las personas indicadas se puede llegar muy alto”.
¿Qué podrías decirme respecto a tu rutina en materia de competencia, los calendarios, la presión de competir?¿Cómo lo tomas? ¿Es algo que te perturba, puedes convivir con ello o te da lo mismo?
“La rutina es algo que con el pasar de los años uno aprende un poco a organizar y los tiempos son súper importantes. En IV medio uno se da cuenta que a veces no se puede hacer todo lo que uno quisiera, por lo que tener claras las prioridades es lo que me ayuda con todo esto. Afortunadamente mis padres siempre me han apoyado en esto, en un principio les costó un poco el dejarme a mí las decisiones y tener que ceder en algunos ámbitos pero es algo que ahora lo tienen más que claro. El colegio también siempre me ha apoyado, a pesar de que a veces uno se encuentra con personas que tienen otra percepción del deporte, en esos casos trato de que no me afecte y de centrarme en las personas que si me apoyan, que son la mayoría. La competencia es una parte super importante del deporte, que también en momentos es difícil pero al final, yo creo que los años y la experiencia llevan a tener claro como es el sistema y ha aceptarlo como tal”.
Gimnasta preferido ¿por qué?
“Tengo varias gimnastas favoritas, las rusas en general no tienen punto de comparación. En este momento mi favorita podría ser Kateria Halkina, bielorrusa, su técnica, expresión, sus montajes y la forma en que transmite con su gimnasia al momento de pisar el tapete es increíble”.
¿Cuáles son tus pretensiones a futuro, ya sea dentro o fuera de la gimnasia?
“Este año he estado más enfocada en la parte de estar como entrenadora ayudando con las niñas en todo lo que puedo, el próximo año espero entrar a la universidad a estudiar educación física, por lo que espero centrarme más aún en el trabajo de entrenadora, con el cambio de horarios y estudios”.
¿Cuál es tu principal sueño?
“Un sueño así como tan concreto no tengo, más bien espero ser feliz siempre en lo que hago, lograr consolidar mi carrera de entrenadora junto a la mía (Natalia), tener un buen equipo de niñas, lograr mantener el ambiente que tenemos en el alcázar, la confianza y el amor que no tenemos entre todas. Finalmente llevar a gimnastas a un sudamericano, panamericano, representar a Chile. Creo que voy en buen camino, agradezco siempre las oportunidades que se me han dado en la vida”.

Comentarios

comentarios