Nuestra Mirada Faro de hoy es para reconocer a un grande del fútbol mundial, y que tras la catastrófica eliminación de Barcelona, a manos de la Roma, impidiendo de esta manera, su acceso a la etapa de semifinales, de la presente edición de UEFA Champions League, Andrés Iniesta, formuló declaraciones inmediatamente finalizado el derrumbe de Roma, como decimos en Sudamérica, “en caliente”, que llamaron la atención, sobre el mismo terreno de juego.

Lo cierto, es que por el contexto en que se dio la nota, es probable que no se haya tomado dimensión en un primer momento, de los dichos del “cerebro” del Barcelona.

En toda su carrera deportiva, (extensa y exitosa, como pocas) jamás, le escuchamos declaraciones como las que se registraron inmediatamente después de la tragedia de Roma.

Mirada FaroNo por nada, algunos de sus apodos es, el “cerebro”, no solo por la inteligencia que despliega en el terreno de juego, sino también, por su comportamiento extra-fútbol, algo que compartimos en esta Mirada Faro.

Recordemos que Andrés, fue un chico formado en la Masía, (el Instituto que posee Barcelona, donde forma a sus cracks, (Xavi Hernández, Piqué, Busquets, Puyol, Pedro, Sergi Roberto, Lionel Messi, etc.) pero que además de formarlos en sus condiciones futbolísticas, hacen lo propio, fuera del rectángulo de juego, teniendo como premisa fundamental, este Instituto de desarrollo integral, llamado La Masía, “LA HUMILDAD Y EL RESPETO POR QUIEN VAN A ENFRENTAR”. No por nada, el slogan del FC. Barcelona, es, “más que un club”. Es muy difícil escuchar a estos futbolistas, sin que estos 2 elementos, no estén presente en sus alocuciones) por lo que una declaración anti-sonante del “fatasmita”, se habría hecho notar.

Iniesta, luego del 0 a 3, del Olímpico de Roma, manifestó a la transmisión oficial del encuentro, 2 aspectos que llamaron poderosamente la atención.

Como primera cosa, deslizó la posibilidad, de que esta lamentable reciente presentación a nivel europeo, pudiese ser la última que haya disputado como futbolista profesional.

Lo segundo que no se puede dejar pasar, de las declaraciones post-partido, tras la derrota de Roma, es que el campeón del Mundo y doble campeón de Europa, con la “furia española”, se mostró bastante crítico de su equipo, con frases como, “hemos jugado realmente mal”, reprochando además, el sistema táctico utilizado por Ernesto Valverde.

Será, porque se aproxima el final de su carrera, un poco parecido a lo de Buffon, el otro día, que resultó expulsado en Champions, a mes y medio de dejar la actividad, o a lo de Iván Zamorano, y su bochornosa despedida en Calama, pero el reproche público, ante una sintonía de varios millones de personas, incluido nosotros, que le hizo a Valverde, realmente llamó la atención, por tratarse de la figura que es, y donde se formó, fue que sus palabras, no nos dejaron de Sorprender.

Para que tengamos una dimensión de lo que es este jugador, con aspecto de oficinista, (Menotti, lo describió, como que si alguien se lo cruza por alguna avenida de Rosario, vestido de saco y corbata, nadie lo reconocería como futbolista, tiene aspecto de oficinista) un oficinista, que entre otras cosas, no hay como sacarle la pelota, (esto lo agregamos nosotros) es el único jugador de fútbol, que es aplaudido en todos los estadios de España, y en muchos reductos de todo el mundo. Esto tendrá que ver, con la anotación más trascendente del fútbol español a nivel Selección, convertido por este genio del balompié mundial, en la final de la Copa del mundo de Sudáfrica 2010, ante Holanda, y en tiempo extra, nada menos.

El ingreso, o salida del “cerebro” Iniesta, en cada terreno de juego, en la Liga de las Estrellas, es seguido de un aplauso sostenido, en algunos casos de pie. (Hacemos hincapié, que no estamos hablando sólo del Nou Camp)

De seguro, será el eterno agradecimiento, que el pueblo español, le brindará por siempre, a este verdadero fenómeno del fútbol mundial, por romper la maldición de cuartos, de España en los mundiales, pero por sobre todo, con su conquista ante los holandeses, otorgar la alegría más gigantesca a su país, de acuerdo a lo que se puede aspirar, en esto del Fútbol.

Mirada Faro

Comentarios

comentarios