Qué lejos quedó aquella presentación de Robbie Williams, en la apertura de Rusia 2018, seguido del triunfo ruso sobre la Selección comandada por Juan Antonio Pizzi, Arabia Saudita, en el primero de los 64 partidos de la Copa del Mundo. Al momento de la nota, restan dos juegos por disputarse, la final y la medalla de bronce.

Pasó tan rápida esta nueva cita mundialera, con una espera durante tanto tiempo, aun con la ausencia de nuestra Selección, fuera de la fiesta exclusiva con 32 invitados.

Que lejos quedó el pobre debut de Argentina ante Islandia, con penal errado por la “pulga”, incluido. Tampoco se nos escapa, (estas letras son producto 100% de la memoria emotiva) el penal penosamente desperdiciado por Christian Cueva, para Perú, en el debut ante Dinamarca, luego de 36 años de ausencia en mundiales de fútbol.

Y aquel que no es colombiano, de seguro ya ni se acuerda de la nefasta acción de “la roca” Sánchez, al minuto de juego, en el debut ante Japón, con penal y expulsión incluida, cuando arrancaba la ilusión cafetera.

No parece real, que dentro de 48 o 24 horas, esta magnífica vigésimo primera Copa del Mundo, desde todo punto de vista, disputada en una potencia del mundo como Rusia, llegue a su fin.

Fue tan veloz el desarrollo de Rusia 2018, que después de la final de este domingo entre Francia y Croacia, quedarán elementos muy sabrosos para su análisis.

No cabe duda, que el VAR., llegó para quedarse. El sistema debe irse perfeccionando paulatinamente.

En relación a los sistemas tácticos, este Mundial mostró de todo. Equipos que jugaban con 3 defensores, pero que en realidad, era una línea de 5, como Inglaterra. Cuadros con 3 defensores, que conformaban una línea de 3 defensores, como Bélgica. Incluso si usted prefiere, encuentra una defensa de 3, mezclando los casos anteriores como Croacia, donde Vrsaliko, por momentos parecía un verdadero puntero derecho, con la mayoría de sus centros peligrosísimos, y Strinic, por la banda izquierda, bastante más recatado que su colega del sector derecho.

Los 4 en el fondo, parecen gozar de buena salud, toda vez que Selecciones como la francesa (finalista de la Copa del Mundo) o Brasil, se resisten a abandonarla.

La posesión, lo de siempre. España se fue sin pena ni gloria de Rusia, pero con supremacía clara en la tenencia de la pelota en todos sus encuentros. Los croatas, hicieron de la posesión un arte, y su principal dispositivo defensivo. Si no lo creen, revisen los últimos 15 minutos del alargue, ante Inglaterra en la semifinal.

Si los cuadros nacionales, dejan escapar este Mundial de Fútbol, será cuestión de ellos, pero un aspecto que no se puede dejar pasar, es la tremenda influencia del balón detenido, en este Campeonato Mundial de Fútbol de la Fifa.

Resultado de imagen para gol de corner mundial rusia

Los movimientos al primer palo, al segundo. La aparición de defensores que aprovecharon de buena forma la táctica fija, no fue menor. Así a la rápida, se nos vienen a la cabeza, futbolistas como el colombiano Yerry Mina, los franceses Varane, Umtiti y Pavard, los inglese Maguire y Stones, el “charrúa” Giménez, el croata Vida, que se hicieron presente en el marcador, y así podríamos continuar. Lo mismo pasa con las ejecuciones, son acciones para estudiar.

En fin, se nos acaba el tiempo, pero con el correr de los días, seguiremos desmenuzando en profundidad, lo que fue esta Copa del Mundo. Por el momento, nos abocamos a los dos últimos juegos de Rusia 2018.

Comentarios

comentarios