Durante el sábado el principado de Mónaco acogió la celebración de los mejores atletas del año en su edición 2019, instancia organizada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF).

En un año donde ha sido especialmente cuestionado el ente mundial de atletismo -a raíz de las polémicas surgidas en el Mundial de Doha: bancas vacías y carreras con temperaturas extremas- finalmente la alfombra roja dio por ganadores en Mónaco a la estadounidense Dalilah Muhammad quien se llevó el título de mejor atleta femenina el año, luego de rebajar en dos ocasiones el récord del mundo en la prueba de 400 vallas, además del oro en Doha 2019.

El otro gran ganador de la noche estelar fue el keniano Eliud Kipchoge, quien revalidó el premio obtenido en 2018 luego que en octubre pasado se convirtera en el primer hombre en correr en menos de dos horas los 42 kilómetros y 195 metros que conforman el maratón.

Como Figura promisoria fue elegida Yaroslava Mahuchikh, la saltadora de alto ukraniana campeona olímpica de la juventud y medallista de plata con apenas 18 años en el mundial de Doha. El premio le fue entregado por el actual vicepresidente de la IAAF, Sergey Bubka. En varones el honor recayó en el medallista de plata de los 5000 metros en el mundial, el etíope Selemon Barega, de 20 años.