Noche de NBA con 10 partidos y nueva derrota de San Antonio, esta vez frente a Lakers, segunda victoria seguida de Golden State y sobre todo destaca la remontada increíble vivida en el Barclays Center que vivió una noche de miércoles cargada de intensidad y emociones fuertes y todo culminó con una enorme desazón para todos los fanáticos de los Nets.

Resulta que los Nets no solo sufrieron la octava derrota consecutiva, sino que además perdieron de una forma sencillamente inexplicable: llegaron a sacarle 23 puntos a Oklahoma a falta de ocho minutos para la finalización del tercer cuarto, pero a partir de ese momento todo fue de un equipo visitante que se robó la victoria en los últimos segundos del encuentro (114-112).

Esta remontada de 23 puntos se convirtió en la más grande en la historia de la franquicia de Oklahoma dentro de la NBA y para explicarla hay que recaer en un nombre propio: Paul George. El alero fue factor decisivo en el triunfo de su equipo a partir de una noche ofensiva memorable. Anotó 47 puntos, 25 de los cuales llegaron en el último período (nueva marca personal en un cuarto), incluido el triple con el que OKC ganó el partido. Además, completó su faena con 15 rebotes y 4 asistencias.

Por su parte Russell Wetbrook aportó 21 puntos, 17 asistencias y 15 rebotes para el Thunder, completando así su 108° triple doble. De esta manera superó a Jason Kidd (107) en el tercer puesto de una carrera en la que aún le falta superar a Magic Johnson (138) y a Oscar Robertson (181). A nivel colectivo, Oklahoma City mejoró su récord a un 17-6 que los coloca en el segundo puesto de la Conferencia Oeste, a solo medio juego de distancia del líder Denver.

Totalmente antagónica es la realidad de los Nets de Prigioni (vale recordar que el argentino es uno de los asistentes de Atkinson), que nunca pudieron reponerse de la lesión de Caris LeVert: acumularon la octava derrota consecutiva (peor racha activa en la NBA) y se hundieron un poco más en el fondo de la Conferencia Este. Actualmente ocupan el 12° puesto como consecuencia de un récord 8-18. Esta noche se destacaron Allen Crabbe (22 puntos) y Joe Harris (19 puntos y 7 rebotes).

En tanto LeBron James anotó 42 puntos, 20 en un último cuarto en el que estuvo imparable, en la victoria por 121-113 de Los Angeles Lakers frente a los San Antonio Spurs, la cuarta seguida para la franquicia californiana.

Los angelinos se quitaron así el mal sabor de boca de haber perdido los dos encuentros anteriores ante los tejanos (142-143, en la prórroga, y 110-106), dos franquicias que se volverán a ver las caras en dos días.

En tanto, el pívot estadounidense dominicano Karl-Anthony Towns tuvo doble-doble de 35 puntos y 12 rebotes que ayudó a los Timberwolves de Minnesota a ganar por 121-104 a los Hornets de Charlotte. Los Timberwolves (13-12) con dos victorias seguidas se mantienen penúltimos en la División Noroeste, pero ya tienen marca ganadora después de haber conseguido seis triunfos en los últimos siete partidos disputados.

Towns jugó 36 minutos, encestó 13 de 20 tiros de campo, incluidos 4 de 5 triples, 5 de 7 desde la línea de personal y entregó tres pases para anotación. El alero canadiense Andrew Wiggins tuvo 26 tantos y Robert Covington agregó 17 para el equipo de Minnesota, que han recuperado su mejor rendimiento como equipo desde que el mes pasado traspasaron al escolta Jimmy Butler a los Sixers de Filadelfia.

Comentarios

comentarios