Hace pocos días caminando por sus propios medios pero ayudado con bastones y con la asistencia del personal abandonó la clínica el ex jugador de Universidad Católica NICOLAS CASTILLO tras recuperarse de la trombosis que lo afectó tras una operación aparentemente rutinaria.

Es fácil percibir un cambio en su aspecto físico manifestado en la pérdida de su musculatura y de peso y con el pelo más largo.

Lo positivo es el avance en su recuperación aunque se estima que no podrá estar de vuelta en la cancha antes de un año.

Castillo cuenta con el apoyo total del club América que le respetará el contrato y ayudará en toda su recuperación.

Hace pocos días en la foto institucional del club el jugador fue sustituido por su hijo quien vistió la camiseta que le corresponde a su padre.