Al inicio del último hoyo del A Military Tribute at the Greenbier, Niemann tenía cinco golpes de ventaja.

Un hoyo infartante que se incribe en la historia del golf nacional y mundial, luego de que Niemann ratificara su buena racha desde el comienzo del certamen. El deportista además de consolidarse como el gran triunfador, se convierte en el primer chileno en conquistar un evento PGA. Y con seis golpes de ventaja sobre el estadounidense Tom Hoge. Su compañero de salida en la cuarta ronda, Richy Werenski, también de USA, quedó en el tercer lugar con -14. Niemann mantuvo la calma durante toda la ronda, compartió a ratos el liderato, pero sin aflojar nunca la presión sobre sus competidores. La ventaja de seis golpes ratifica la regularidad del chileno durante los cuatro días de competencia.

La emoción del golfista nacional llegó al punto de no poder finalizar la entrevista por las lágrimas. Fueron ocho birdies y dos bogeys, con un total de -21, los que le dieron al chileno el título de campeón y su inscripción en la historia como el cuarto deportista en acceder a la corona con menos de 21 años. Mas aún, los dos únicos golfistas menores de 21 que no son norteamericanos y ganaron un título son Severiano Ballesteros y Rory Mcllroy. Ahora se les une el chileno.

Niemann se anota oficialmente como uno de los mejores deportistas en la historia de nuestro país, el único en ganar un titulo del PGA y con apenas dos temporadas en el tour.

La conquista arrastra además con innumerables privilegios: lo hace merecedor de 1.3 millones de dólares en premios, la tarjeta asegurada hasta 2021-2022 y el ingreso a los certámenes The Players, Masters y PGA. Emocionado, Niemann señaló al finalizar que «es una locura. Agradezco el apoyo de mi familia y de mi entrenador».