La Federación Internacional de Tenis confirmó un nuevo caso de doping positivo entre los jugadores del circuito.

Se trata del peruano Arklon Huertas del Pino, 586 del ranking ATP, quien fue suspendido por dos años tras el positivo por cannabis en un control realizado el mes de octubre del 2019, mientras jugaba el Challenger de Lima. En el test de orina se encontraron rastros de la  sustancia prohibida, resultado que fue confirmado por el posterior análisis que se realizó en un laboratorio canadiense.

«Esta es la primera violación de las normas antidopaje del señor Huertas del Pino. La decisión determina que ha cometido una violación del Programa Antidopaje de Tenis; debe cumplir un período de inelegibilidad de dos años; y ese período está retrocedido para comenzar el 24 de octubre de 2019 y finalizar a la medianoche del 23 de octubre de 2021”, señala la resolución de la ITF.

El jugador peruano de 25 años y con participaciones en equipos de la Copa Davis podrá apelar al castigo.