De la IV región a la capital. Los ex alumnos del Colegio Inglés Católico de La Serena crearon su propio Club en 2016 y juegan de local en Santiago. A pesar de tener varios obstáculos, al no contar con cancha propia o no tener un lugar fijo para entrenar, han podido levantar sus primeros trofeos, sorprendiendo a sus rivales por su nivel.

«¡Rugby Colegio Inglés!», termina su grito previo a entrar a los partidos. Old Anglonians es un club que tiene un poco más de dos años de vida. Un grupo de amigos, ex compañeros de colegio, decidieron formalizar un proyecto que ven con un futuro prometedor.

Muchos de la generación 2008 y 2009, terminaron estudiando en universidades de Santiago o Viña del Mar y jugaban en clubes de primera. En los veranos, cuando volvían a sus casas, armaban un equipo de buen nivel para participar en sevens de Bahía Inglesa, Caldera o La Serena y con resultados muy positivos. «Al final, en 2015, se mandaron a hacer camisetas con el nombre Old Anglonians, siendo el inicio simbólico del club», cuenta Eduardo Fajardo, parte del directorio del Club.

Luego de eso y con la motivación de más generaciones, los compañeros comenzaron a investigar qué  se necesitaba hacer para inscribirse como Club oficialmente. Hasta que el 20 julio del 2016, se lograron juntar las firmas necesarias para registrarse ante el IND, con sus propios estatutos y políticas, como Club Deportivo Old Anglonians.

De ahí en adelante comenzó un trabajo de coordinación dentro y fuera de la cancha. Con Farid Mauad como presidente (generación 2009), Rodrigo Casas como entrenador (generación 2008) y Francisco Hernández como capitán (2014), la próxima meta era decidir dónde jugar. La mayoría de sus ex alumnos llegaban a la capital a estudiar por lo que Santiago fue su primera opción. La Asociación de Rugby De Santiago (Arusa) les abrió las puertas en 2017 para participar de la categoría Desarrollo.

Los leones de La Serena arrasaron con sus rivales ganando claramente la división. La verdad es que ningún equipo fue de peso para los serenenses que levantaron su primera copa en su primer semestre de juego. Ese mismo año subieron a Primera B, llevándose la Copa de Plata y meses más tarde quedaron segundos en el Torneo Central de Seven de Arusa.

Pero el camino no fue tan fácil. Las plazas públicas o el mismo Parque Araucano fueron sus primeros sitios para entrenar. En los partidos del fin de semana tenían que ceder la localía ante el rival para tener cancha donde jugar, haciéndose cargo del tercer tiempo si les tocaba.

Actualmente están primeros en la Copa de Oro de Primera A. Van invictos con 4 partidos ganados, todos con punto bonus. Este año han entrenado en una cancha de tierra en Lo Barnechea, pero esperan cambiarse pronto a una de pasto. Lamentablemente, y según las reglas de Arusa, este año no existe el ascenso o descenso de la categoría en que juegan, ya que es un año de transición, pero en 2019 si habrá.

Aún así sus aspiraciones están en llegar lo más lejos posible. «El objetivo principal es dejar en lo más alto el rugby de nuestro colegio, con la base principal de ex alumnos que tienen el mismo sentido de pertenencia que nosotros», cuenta Francisco Hernandez, capitán del equipo. «Tener al colegio detrás de nosotros es un pilar fundamental e invitamos a todas las futuras generaciones a formar parte de este Club», cierra el Pancho, como el dicen.

Pero para el directorio va más allá. «Tenemos el objetivo de crecer como Club. De que los ex alumnos que juegan fútbol tengan su rama y también formen parte de Old Anglonians, y así con los distintos deportes», explica Eduardo Fajardo.

Old Anglonians promete. Quedan dos fechas antes que termine la fase regular y una victoria en su próximo partido ante Universidad de Chile, este sábado 29 de septiembre en el Estadio Nacional, podría asegurar su pase a semifinales. Los leones van por todo.

Fotos: Old Anglonians y Rugby Chile.