Para junio quedó el esperado combate entre el experimentado boxeador santiaguino, Óscar Bravo y el iquiqueño Patricio Carrión por el título liviano de Chile que dejó vacante Cristián Olivares.

Fueron largas conversaciones que terminaron con el anuncio hecho por el equipo del propio Bravo de la firma del contrato, confirmando la información que se manejaba de manera extraoficial.

Si bien todavía no hay una fecha concreta para la pelea sí se sabe que se realizará en la ciudad de Iquique, en un recinto por confirmar.