Universidad Católica perdió 2 a 3 con Atlético Paranaense y quedó eliminada  de la  Copa Libertadores de América. Además, los cruzados ante el triunfo de San Lorenzo sobre Flamengo se ubicaron  en el último lugar del grupo, lo que significa la eliminación de la Copa Sudamericana. Los de San Carlos se van con las manos vacías y con la sensación de otro fracaso a nivel continental.

catolica gestejo cry

Lo de la Universidad Católica es una historia repetida no solamente de los cruzados, también de los equipos  nacionales en los torneos internacionales. Otra vez el fútbol chileno esta a las puertas de quedarse sin equipos en la siguiente fase de la Copa Libertadores de América. Falta lo que realice Deportes Iquique en el cierre de su grupo.

Esto es el reflejo del nivel del fútbol chileno en la competencia internacional, fracaso tras fracaso. El nivel que muestran en la competencia local no alcanza para la internacional. Personalmente, en nuestro país se juega de manera lenta, cancina, con poco ritmo, demasiado control del balón y poca profundidad, algunos entrenadores o mejor dicho la mayoría más preocupados de defender que de atacar. Todo eso pesa a nivel internacional cuando se enfrenta  equipos de las ligas más competitivas del continente. Incluso, tenemos problemas cuando enfrentamos  a rivales de tono menor.

Otra cosa los torneos cortos también influyen en la conformación y poderío de los planteles, ese tipo de campeonato en vez de nivelar  hacia arriba se nivela hacia abajo, como dijo alguien por ahí, «estos torneos son el sepulturero del fútbol chileno»

Y la UC lo vivió en carne propia, en su estadio, con su gente y con la presión y obligación de ganar el partido,  no logró el triunfo ni la clasificación a la siguiente fase de la Copa.

Además, hay otro problema, falta jerarquía en los momentos claves, cuando hay que definir, cuando hay que matar, ahí  también están fallando los equipos chilenos. Luego de abrir el marcador la UC pudo liquidar el partido, no lo hizo y eso permitió la reacción del visitante, que en menos de 11 minutos da vuelta el resultado y se queda con la victoria. Sin faltarle el respeto a Atlético Paranaense, ellos no son de los cuadros más grandes y  poderosos de Brasil.

mario salas sub 20

Mario Salas en conferencia de prensa no se refiero al fracaso en la competencia internacional habló sólo de cosas futbolísticas manifestando que necesitaba más tiempo para entregar su visón, el que se manifestó en forma clara y precisa fue el  Presidente de la institución, Juan Tagle, “en cuanto a resultado la evaluación es mala”  añadió. Además, entregó el respaldo al trabajo del entrenador  nacional, con eso ratificó por el momento la continuidad del Comandante”  en la banca cruzada. No hay que olvidar que la UC iba por el tricampeonato e instalarse en los octavos de final de Copa Libertadores.

Es verdad que era el grupo de la muerte, incluso el puntero del grupo, el más poderoso y el que tenia la primera opción quedó  eliminado, sólo consiguió  el premio de consuelo, nos referimos al popular Flamengo, que se quedó con el cupo de la Copa Sudamericana.

Pero, creo firmemente que esto no sólo es el fracaso de la Universidad Católica, ya se podría decir que es el fracaso del fútbol chileno en la competencia más exigente e importante del continente. Por enésima vez veremos  la Copa por el cable y con la frustración de no lograr el objetivo, y eso tiene sólo una palabra, otro fracaso más.