Chile derrotó este lunes al mundialista Serbia por la cuenta mínima a Serbia en la ciudad austríaca de Graz y da otro giro adelante en la Rueda del exito.

Chile tuvo mayor protagonismo en la primera parte con los arietes Junior Fernández y Ángelo Sagal muy activos y un Paulo Díaz muy presente en ataque como lateral derecho. Sagal tuvo un par de buenas ocasiones ante un tibio y desacertado conjunto balcánico a tan sólo 10 días del inicio del mundial.

Alexandar Kolarov de la Roma, tuvo en sus pies la mejor oportunidad para los europeos, pero su tiro rasante desde la izquierda fue desviado por el buen portero Arias, uno que dio un paso adelante.

Serbia subió el ritmo en el segundo tiempo y, a pesar de perder la posesión del balón, Chile se propició las oportunidades más peligrosas. Diego Valdés avisó pero el meta Stoajkovic desvió con una gran estirada. La oportunidad de gol más clara la tuvo Ángelo Henríquez tras pase por la banda derecha de Fernández, pero desperdició a boca de jarro un gol increíble.

A dos minutos del tiempo reglamentario llegó el gol de la Roja mediante golpe de cabeza de Guillermo Maripán. El defensa del Alavés hizo valer su poderío físico y estatura para meterse entre la zaga serbia y conectar su remate de cabeza.

En líneas generales Chile aún no muestra dinamismo; Rueda aún juega muy a la colombiana con centrales muy estáticos y poca llegada por las bandas. Destaca la renovación de nuestra selección con figuras interesantes como Díaz, el arquero Arias y Maripán, un inesperado goleador de éste equipo. Se valora la búsqueda de nuevos elementos que sean un real aporte a la selección junto a los más veteranos con miras al objetivo más próximo: la Copa América en Brasil el próximo año.

Comentarios

comentarios