Con una Copa Sudamericana pulcra de visitante los de Curitiba van por su primera alegría continental, y para ello deberán superar en duelos de ida y vuelta a Junior de Barranquilla..

La desazón del 2005 cuando los Albirrojos del Atlético Paranaense cayeron frente al Internacional de Porto Alegre por la final de la Libertadores, aún hay que decirlo es recordada por muchos de la aficionados del equipo brasilero.

Trece años más tarde retornan a una final continental, pero esta vez en la Sudamericana, en una final a doble partido, que por lo demás será la última antes de las de partido único, sistemas a emplearse a partir del 2019, siendo la primera en Lima.

Esta gran final, dará inicio en el Roberto Meléndez de Barranquilla en Colombia, situación que le viene bien, al ganar en cinco de sus seis viajes en este torneo, con nueve goles a favor y solo tres en contra.

Un desenvolvimiento que se conjuga con la efectividad en una Copa, donde en 10 partidos disputados, han anotado en dieciséis veces y solo recibieron cinco tantos, con una diferencia de gol de más 11.

En esa cantidad de partidos ganaron en ocho y solo cayeron dos veces. Además de ganar la Copa serían los cuartos triunfadores de su país, tras la obtención de Sao Paulo, Internacional y Chapecoense en versiones anteriores.

Conmebol en las últimas horas entregó todos los datos relacionados a los árbitros y ayudantes para este compromiso de ida, que son los siguientes según lo expuesto a través de su página web y donde aparece un chileno:

Comentarios

comentarios