Se agotan las opciones para que Óscar Bravo pueda encontrar un rival que le permita optar por el título interino de Chile peso liviano, luego que el campeón, Cristián Olivares, fuera declarado “en receso” a causa de una lesión.

Se suponía que dicho interinato debía disputarse entre los dos mejores rankeados de Chile en la categoría que son Óscar Bravo y Patricio Carrión, pero este último declinó de la oferta y optó por seguir otro camino.

Fuentes cercanas a Carrión confirmaron esta información y agregaron que él, junto a su hermano Marcial, regresarán a los cuadriláteros el próximo 28 de diciembre en Iquique.

De esta forma, las opciones para enfrentar a Bravo se circunscriben al ganador de la pelea que sostendrán en Lautaro el próximo 7 de diciembre Carlos Díaz y Héctor “Maldá” Medina.

Comentarios

comentarios