Antonio Cabrera y Felipe Peñaloza, los ciclistas chilenos que consiguieron 3 medallas en conjunto en los Juegos Panamericanos de Lima 2019,  arriesgan perder sus preseas, pues desde la Agencia Mundial Antidopaje siguen investigando una supuesta posesión de sustancias prohibidas en el viaje previo de los ciclistas a Colombia.

Cabrera y Peñaloza, que obtuvieron medalla de bronce en la competencia de persecución por equipos, oro en la Madison y el segundo además, consiguió oro en la Omnium individual, están siendo investigados luego de que en el Aeropuerto de Medellín, la policía local señalará el porte geles de testosterona, clonazepam y una «ampollas de un liquido transparente desconocido».

Si bien la policía colombiana señala que bajo su legislación las sustancias no son prohibidas (por lo que no fueron detenidos), si dieron aviso a la Federación Colombiana de Ciclismo, ya que el hecho representa sanciones desde lo deportivo. Los policías ya declararon ante el organismo competente colombiano, la Organización Nacional Antidopaje (ONAD)

Los chilenos estarían infringiendo gravemente el reglamento de la AMA, y podrían ser suspendidos por cuatro años, según determina el código mundial de la AMA respecto a suspensiones por uso o intento de uso, o posesión de una sustancia prohibida o de un método prohibido. Esto implicaría pérdida de sus preseas ganadas en Lima.

La defensa de los chilenos

Antonio Cabrera habló este martes en el programa «En la barra» conducido por Fernando Paulsen. El ciclista negó cualquier responsabilidad en el porte de sustancias ilícitas para la práctica deportiva. Además aseguró que había un propósito oscuro detrás de esto: “Esa era la idea de las personas que están detrás y que hicieron todo esto. Tratar de que no pudiéramos competir“. Cabrera señala que hay «mucha envidia» y apuntó a un  ex ciclista, hay un ex entrenador que ahora no les tocó estar en la seleccion como «las manos negras».

Nosotros tenemos un grupo de abogados que está viendo el tema y nos vamos a querellar” remató Cabrera.

«No puedo dar ninguna opinión sobre un caso que se está investigando y siguiendo un proceso«, dijo María José Pesce, directora de la Agencia Mundial Antidopaje, a El Mercurio. Ahora habrá que esperar el resultado de la investigación.