Un miércoles sin sorpresas en los Playoffs de la NBA y los tres partidos disputados vieron ganar a los favoritos, q     ue dejan su casa con ventaja de 2.-0 de cara a los próximos dos duelos como visitantes.

James Harden volvió a mostrar su condición de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga al aportar un triple-doble de 32 puntos, 13 rebotes -11 defensivos- y 10 asistencias que lo dejaron al frente del ataque de los Rockets de Houston que se impusieron por paliza de 118-98 a los Jazz de Utah y dominan 2-0. Harden, que consiguió su tercer triple-doble en los playoffs como profesional, ya había anotado 25 puntos al concluir la primera parte, que acabó con parcial de 70-44 a favor de los Rockets, y todo decidido para el equipo de Houston.

Sin Mitchell como líder del ataque de los Jazz el único jugador que pudo competir con los Rockets fue el base español Ricky Rubio que luchó al máximo en el marcaje de Harden, lo que evitó que la aportación de la estrella de los Rockets fuese mayor. Rubio, que jugó 32 minutos, se quedó a las puertas de un doble-doble, al acabar el partido con 17 puntos, nueve asistencias y cuatro rebotes. El jugador de El Masnou anotó 7 de 17 tiros de campo, incluido un triple de tres intentos, y acertó 2-2 desde la línea de personal, además de recuperar cuatro balones, perdió otros dos y le señalaron dos faltas personales.

«Ricky (Rubio) fue el único de nuestros jugadores que supo adaptarse mentalmente a los aciertos que tuvieron los Rockets, con Harden, Paul y Capela», declaró el entrenador de los Jazz, Quinn Snyder. «Los Rockets están en un gran nivel de juego, pero nuestro equipo se sintió frustrado en todo momento, menos Ricky».

Por su parte, Milwaukee Bucks lidera 2-0 su serie ante Detroit Pistons con una nueva victoria 120-99 y una gran actuación del griego Giannis Antetokoumpo, autor de 26 puntos. Nikola Mirotic jugó unos minutos en los que aportó dos puntos y Pau Gasol no participó en este segundo partido de la serie.

En las horas previas al encuentro se confirmó que Blake Griffin no iba a estar presente ante los Bucks por segunda vez consecutiva (posiblemente será baja durante toda la serie) y desde ese momento ya empezaron a decaer las pocas chances de los Pistons. Este emparejamiento es uno de los más desparejos que se ha podido ver en esta primera ronda de la postemporada, el cual se desbalancea un poco más si a Detroit le falta su principal referente de la zona interior, ni más ni menos que ante un equipo que cuenta con la bestia griega Giannis Antetokounmpo. De hecho, los locales dominaron 60-38 en cuanto a puntos en la llave.

Los de Budenholzer tuvieron varios puntos altos en esta noche de miércoles, entre ellos Eric Bledsoe (27pts-6asis), el propio Antetokounmpo (26pts-12reb-4asis), Middleton (24pts-8asis-5reb) y Pat Connaughton (18pts-9reb).

Kyrie Irving surgió con su mejor inspiración encestadora al aportar 37 puntos que lo dejaron al frente del ataque de los Celtics de Boston en el segundo partido de la eliminatoria de playoffs de la Conferencia Este que ganaron por 99-91 ante los Pacers de Indiana y tienen ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete.

Irving, que anotó 15 de 26 tiros de campo, incluidos 6 de 10 triples, fue decisivo en el cuarto periodo cuando los Celtics vinieron de atrás para conseguir un parcial de 31-12 que marcó la diferencia. El base estrella de los Celtics también capturó seis rebotes y repartió siete asistencias, además de recuperar un balón, perder dos y poner dos tapones.

Los Pacers, que estaban listos para haber podido empatar la serie, vieron como el escolta Wesley Matthews hizo mal un saque de lateral con 12.1 segundos por jugarse y permitió al pívot dominicano Al Horford pasarle el balón al alero Jayson Tatum, al que le hicieron falta después de haber completado un mate para cerrar la jugada con tres puntos para el parcial de 97-91 y 8.8 segundos antes de que sonase la bocina del final.

Los Pacers volvieron a perder el balón y los Celtics sentenciaron la victoria con otros dos tiros desde la línea de personal. Junto a Irving, Tatum consiguió 26 puntos, incluido otro mate espectacular en la racha de 10-0 en los últimos cinco minutos del partido que decidieron la victoria de los Celtics.