Hubert Hurkacz ganó su primer título en el ATP 250 de Winston-Salem. Su rival fue el francés Benoit Paire y el resultado 6-3, 3-6 y 6-3.

El tercer set no pudo jugarse de manera continua ya que la lluvia provocó la suspensión en reiteradas oportunidades, pero Hurkacz manejó de principio a fin los hilos del último encuentro ATP antes del Abierto de los Estados Unidos, y se convierte así en el primer polaco campeón de un torneo del circuito desde la creación del ATP Tour en 1990 (el anterior campeón fue Wojtek Fibak en 1982).

El 41 del ranking mundial de 22 años venía de vencer al canadiense Denis Shapovalov en la semifinal, y con este triunfo logra coronar la mejor semana de su carrera de cara a uno de los cuatro torneos más importantes del año, el US Open.