Una nueva polémica ha detonado en el mundo del atletismo. A partir del 1 de noviembre, la IAAF  (Federación Internacional de Atletismo) restringirá la participación en todas las pruebas internacionales, desde los 400 hasta los 1500 metros, a mujeres con niveles de testosterona que no podrán superar los cinco nanomoles por litro de  sangre.

Hasta la fecha, el umbral de tolerancia para los niveles de testosterona estaba en los diez nanomoles por litro y ahora se reducirá a la mitad porque, según estudios a los que alude la IAAF, una mayor proporción “aumenta un 4,4 % la masa muscular, entre un 12 y un 26 % la fuerza y un 7,8 % la hemoglobina“.

Las mujeres con elevada testosterona deberá reducir su nivel “durante seis meses (por ejemplo, mediante el uso de contraceptivos hormonales)” antes de permitírseles competir, y mantener ese nivel bajo.

Tenemos una responsabilidad de garantizar una competencia justa para las atletas… en el que el éxito se determine por talento, dedicación y trabajo fuerte en vez de otros factores”, declaró el presidente de la IAAF, Sebastian Coe. “Nuestras pruebas e información indican que la testosterona, ya sea producida de manera natural o que se insertó artificialmente al físico, da una ventaja significativa entre las mujeres“.

Caster Semenya, sería una de las perjudicadas con la nueva medida

 

El estudio de la IAAF examinó más de 2.000 muestras, teniendo en cuenta las mejores actuaciones de atletas masculinos y femeninos en los Mundiales de 2011 y 2013, y su tasa de testosterona natural en sangre.

Según estos resultados, las mujeres con las tasas más altas tenían mejores actuaciones en algunas disciplinas que las que presentaban tasas más bajas.

Persiguiendo a Semenya

Así, las atletas con hiperandrogenismo, como la actual doble campeona olímpica de 800 metros Caster Semenya, deberán bajar la tasa de testosterona para poder participar, una acción que a la vista de muchos es una clara muestra de discriminación.

La ministra de Deportes de Sudáfrica Tokozile Xasa expresó “decepción” y “disgusto” con la decisión de la  IAAF. Xasa se preguntó si la decisión no es una forma de tratar de disminuir el dominio de las atletas africanas en los medalleros y llamó a los sudafricanos a manifestar su oposición a estas nuevas reglas «diseñadas para poner en desventaja» a sus atletas.

En su cuenta de Twitter el miércoles, Semenya colgó una imagen con un comentario: “Que lindo es quedarse callada cuando alguien espera que te enfurezcas”.

El nuevo reglamento de la IAAF puede ser blanco de un nuevo recurso ante el TAS. Pero la IAAF insistió que existe “un amplio consenso médico y científico, respaldado con opiniones y pruebas” que avalan su posición.

 

 

Comentarios

comentarios