Compitiendo con los mejores. Los Cóndores sevens tuvieron una positiva participación en el Seven de Las Vegas, parte del Seven World Series, donde llegaron hasta las semifinales del Challenge Cup donde perdieron 17-5.

El grupo que les tocó no era fácil, pero estaba la sensación de que alguna sorpresa podrían hacer. El primer rival fue Inglaterra. 22 a 0 fue el resultado a favor de los europeos que les dieron la bienvenida al Seven norteamericano.

Luego vendría Sudáfrica, una de las potencias del Word Series y que a diferencia del equipo que Chile enfrentó en Viña del Mar, este sí tenía a todas sus estrellas. Los Cóndores dieron la sorpresa. Con una ordenada y disciplinada defensa y con épicas salvadas a metros del ingoal, lograron un empate a 5 contra un equipo repleto de profesionales.

Para continuar con la hazaña, ganarle a Japón sería rupturista. Pero los asiáticos fueron superiores, e implantaron su juego superando a los nacionales por 19 a 7. Un cuarto lugar del grupo que era de esperar, pero que con ese empate ante Sudáfrica y el juego mostrado en los otros, inclina la balanza hacia una positiva jornada.

El Challenge Cup sería próximo paso, con Francia como primer rival. El primer tiempo fue apretado, donde ambos buscaban su paso a la próxima fase. Los chilenos lograrían imponerse en la segunda mitad alcanzando una apretada victoria por 17 a 12. Escocia fue su último partido, donde los británicos dominaron para ganar 17 a 5. Estados Unidos terminaría ganado la Copa de Oro.

El próximo desafío de Chile 7s está en Vancouver, entre el 9 y 10 de marzo, donde también llega como nación invitada. ¿El grupo? El de la muerte: Sudáfrica, Estados Unidos y Gales.

Comentarios

comentarios