La Premier League ahora sí parece definida, tras la visita de Manchester United a Newcastle, pues además de revisar una nueva presentación de Alexis Sánchez con los diablos rojos, el duelo planteaba el desafío de ir viendo como Mourinho, va diseñando este United con la presencia del chileno, para ir dando forma a su cuadro, de cara a la recta final de este Premier, e intentar buscar el 11 ideal, para los partidos de UEFA Champions League, que están a la vuelta de la esquina.

La primera etapa, se trató de un juego parejo, con el entusiasmo de las “urracas”, aleonados por su público, animándose a tratar de dañar la portería del excelente español De Gea, consiguiéndolo en sólo un par de ocasiones, especialmente en el comienzo del partido, cuando el United, recién se acomodaba a las acciones. Buen partido de Alexis en el primera parte, con cada intervención poniendo un toque de distinción, aunque en escasas ocasiones, porque el cuadro de Mou, no se vio bien a lo largo de esta primera etapa, o más bien incómodo, por el positivo planteamiento de Rafa Benítez, en los primeros 45 minutos.

El comienzo de la segunda fracción, mostró un espectáculo absolutamente distinto a lo que vimos en el primer tiempo, con un Alexis totalmente protagonista en cada acción de peligro generada por los jugadores del United. Ya antes de los 10, el chileno se había propiciado  dos situaciones claras de gol, fallando en la puntada final. Tampoco era una buena presentación de Lingard, Pogba y Martial, que por más que se esmeraban por acompañar al delantero nacional, las ideas no aparecían. Lukaku, era el que más entendía las ideas del “Niño maravilla”, sin que tampoco pudieran vulnerar la valla defendida por Dubravka, el arquero local.

A los 20 de la etapa final, un largo tiro libre desde la mitad de la cancha, es ganado por la ofensiva de Newcastle, ante la pasividad de Pogba que perdió la marca, el balón queda servido en los pies del francés Richie, quien con una zurda baja, bate a Dea Gea, para desatar la explosión en el Saint James Park. Inmediatamente producida la apertura de la cuenta, Mourinho, dispuso la salida de un inexistente Pogba y de Lingard, ´por los ingresos de Carrick y Mata.

Si bien el dominio del United no se hizo esperar, con una mejor conexión entre Mata y Alexis, los minutos fueron transcurriendo, y las “urracas”, se defendían correctamente, incluso con un recurso poco utilizado en el fútbol actual, que es con la pelota en su poder, lo que hacía desesperar a los diablos rojos, cayendo en faltas tontas que hacían enfurecer al estratega portugués. Los últimos 10 minutos de juego, creemos que el español Rafa Benítez, le dio una lección táctica a su colega autodenominado como “special one”, con muchas de las argucias utilizadas por el propio Mou, esta vez siendo testigo, como Rafa metía un cambio en el tiempo de adición, dejando que el tiempo se esfumara.

Es totalmente cierto, que si el cotejo terminaba igualado, o incluso el nuevo equipo de Alexis Sánchez, se quedaba con los 3 puntos, nadie hubiese objetado nada, porque el recientemente llegado en el mercado de invierno para Newcastle, el arquero eslovaco Dubravka, tuvo intervenciones destacadas, además de contar con una importante cuota de fortuna, cuando en más de una oportunidad estando batido, sus compañeros, lo salvaron desde la misma línea de gol. Pero el fútbol inglés tiene esto, que un cuadro de una tradición centenaria, pero con un presente que lo tiene recién ascendido a la Premier League, y que con esta victoria, puede tomar algo de respiro, ya que se encuentra en la zona comprometida de la tabla de posiciones, pueda derrotar a un gigante del fútbol mundial, con una plantilla, en donde un solo futbolista del United como Pogba, Alexis o Zlatan, puede costar el plantel completo de Newcastle, y con un entrenador, que debería sacarle rendimiento a esta verdadera constelación de estrellas que posee al mando de los diablos rojos.

Premier League
Alexis no pudo anotar y el United perdió

Por eso, más allá de un nuevo revés de Manchester United en Premier, nos dio gusto, en el momento que el juez central de la brega, se llevó el silbato a su boca por última vez en este juego, y decretó el triunfo de las “urracas”, sobre el todopoderoso cuadro de los diablos rojos, desatándose una euforia en el Saint James Park, difícil de describir por parte de la afición local, al mismo tiempo que Mourinho se acercaba a un verdadero señor del fútbol como es el español Rafa Benítez, para felicitarlo por el triunfo de su equipo, aunque en nuestra lectura, el gesto tenía más que ver con un reconocimiento por haber sido superado tácticamente en estos 90 minutos de fútbol.

También nos resultaba agradable el triunfo de los locales, por su entrenador, que ante numerosas y tentadoras ofertas para cambiar su rumbo en el ambiente del fútbol, eligió continuar dirigiendo a su Newcastle querido en la Premierchips, sin que con ello se le cayera ninguna estrella, sino todo lo contrario, quedando en la historia del club, con su regreso a la Premier, dando muestras claras, que muchas veces la gloria, no tiene dinero que la reemplace.

Ha pasado una nueva jornada de Premier, con la lejanía cada vez inalcanzable de este Manchester City, que de la mano del “Kun” Agüero y sus 4 goles, alcanzó los 72 puntos, distanciándose 16 unidades del segundo, precisamente sus vecinos del United.

Premier League

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Luis Salazar

Comentarios

comentarios