La última fecha del Campeonato de Primera A comenzó el miércoles a las 20:00 horas en el estadio Lucio Fariña de Quillota. Con arbitraje de José Cabero, el local San Luis tuvo una triste despedida de la división de honor al caer por 2 goles a 1 ante Everton.

Difíciles fueron las últimas semanas para el cuadro “canario” que finalizó su participación en el campeonato perdiendo en su casa, con dos jugadores lesionados durante el encuentro y un expulsado. Los goles llegarían recién bien entrada la etapa final.

En el minuto 66 Marco Bueno aprovechó una gran asistencia de Dylan Zúñiga y abría el marcador para la visita mediante golpe de cabeza. Aumentaron los viñamarinos a través de Matías Leiva tras pase de Álvaro Madrid en el minuto 76. El descuento para los locales fue obra de Mauro Caballero sobre el final por medio de un lanzamiento penal muy bien servido, pero no sirvió para despedirse de la mejor manera.

Ahora los quillotanos deberán planificar su participación en la complicada Primera B mientras los de Torrente, que tuvieron un gran rendimiento tras la llegada del argentino a la banca “oro y cielo”, disfrutarán una temporada más en la máxima división de nuestro balompié.

El día jueves continuó la 30 fecha con dos encuentros que se jugaron simultáneamente a las 20:30 horas. En el estadio Santa Laura, Unión Española y Unión La Calera igualaron 1 a 1, lo que significó la histórica clasificación de los caleranos a una copa internacional. Dirigió el encuentro Roberto Tobar.

Comenzó mejor la Unión Española; lo tuvieron Luis Pavez y Misael Dávila. Sin embargo fue la visita quien se puso en ventaja: en el minuto 22 Mariano Barbieri recibió solo en el área un pase de Álvaro Césped y venció a Diego Sánchez.  La etapa final fue un show de goles perdidos por parte del delantero calerano José Pablo Monreal. Unión Española tuvo su premio en el minuto 65 cuando tras un tiro de esquina de Misael Dávila, Ramiro González ganaba por alto a la defensa cementera y decretaba la igualdad definitiva. Los de Fernando Díaz tuvieron que esperar el desenlace en La Cisterna que se jugó 3 días después, donde el triunfo de Palestino les dio boletos a los rojos de Santa Laura a la Copa Sudamericana.

Mientras tanto en el estadio El Teniente de Rancagua, con arbitraje del juez Francisco Gilabert, O´Higgins goleó por 4 goles a 0 al Audax Italiano. Ilusionado con una posible clasificación a Copa Sudamericana llegaba el cuadro de Marco Antonio Figueroa a ésta última fecha. El primer tiempo fue controlado por los locales, pero sin efectividad. La goleada se consumaría en la etapa final. En el minuto 62 abría la cuenta Nicolás Mazzola y 6 minutos después aumentaba Matías Vera.

Se sabía en El Teniente del empate parcial en Santa Laura que dejaba fuera a los rancagüinos de la justa internacional, pero el poder ofensivo de O´Higgins no se aminoró. Al contrario, Maximiliano Salas puso el tercero en el minuto 79 y cerró la goleada Pablo Calandria de lanzamiento penal sobre el final.

Con el empate hispano, O´Higgins quedó fuera de la Sudamericana, pero eso quedó en segundo plano debido a la emocionante despedida del fútbol profesional que le brindó la afición local a Pablo Calandria. La sensación que quedó en los celestes fue positiva debido al espectacular repunte que tuvo el equipo de Rancagua desde la llegada de Figueroa a la banca.

La fecha 30 continuó el día domingo a mediodía en el estadio Cavancha de Iquique. Deportes Antofagasta fue una ingrata visita y venció por 2 goles a 0 al local, Deportes Iquique.

La mejor campaña a lo largo de su historia completó el cuadro de Gerardo Ameli, y desde un principio dominó las acciones. Marco Collao anotaba la apertura del marcador en el minuto 14. Luego Iquique tuvo un par de ocasiones claras, pero fue la visita quién marcó en el minuto 68, obra de Jason Flores con un derechazo que doblegó la resistencia de Rodrigo Naranjo. Una gran temporada para los “pumas” que ahora tienen la oportunidad de mostrarse a nivel internacional en la edición 2019 de la Copa Sudamericana. Dirigió el encuentro Ángelo Hermosilla.

La fecha 30 tuvo su desenlace con 4 partidos jugados en forma simultánea, a las 17:30 horas del domingo. En el estadio Germán Becker Baechler, se vivieron las dos caras de la moneda. La visita Universidad Católica derrotó por 2 goles a 1, y bajó su estrella número 13. De paso, Deportes Temuco vivió el drama del descenso a la Primera B.

Universidad Católica coronó un buen año, donde se mantuvo puntero por 26 fechas, aunque en ésta última fecha existía una cuota de incertidumbre por lo que podría suceder en caso de perder y que La Universidad de Concepción (que de hecho ocurrió) le ganara a Colo Colo y así se forzara un partido de definición. Pero nada de eso ocurrió.

Deportes Temuco abrió el marcador y la esperanza de la salvación) por medio de lanzamiento penal servido por Miguel Aceval en el minuto 14. Le costó a la “UC” llegar al arco del buen portero Gamonal, y recién en el minuto 43 el portero temuquense le tapó un remate al ángulo de Luciano Aued y a los 45 le sacaron el gol desde la línea de gol a Benjamín Kuscevic.

En la etapa final, los cruzados se la jugaron en ataque y a los 54 minutos llegó el desahogo: Jaime Carreño tomó un rebote fuera del área y se despachó un derechazo que venció a Gamonal.

El partido continuó en un ida y vuelta, donde ambos elencos llegaban con peligro. En el minuto 68, los cruzados desnivelaron el marcador con tanto convertido por Andrés Vilches con golpe de cabeza. Pasaron los minutos y se desató la comedia y la tragedia en el coloso araucano: Universidad Católica campeón y Deportes Temuco sellaba su descenso a Primera B. Dirigió Piero Maza.

En el estadio Municipal de La Cisterna, Palestino salvó con contundencia la categoría y derrotó con claridad a Huachipato por 3 goles a 0. El cuadro de la usina perdió la gran posibilidad de participar en Copa Sudamericana con una opaca presentación. El partido fue dirigido por Eduardo Gamboa.

En un partido trabado donde cundía el nerviosismo, vino a aclararse en el minuto 25 cuando Roberto Gutiérrez recibió un pelotazo al espacio que provocó la mala salida de Yerko Urra quedándole el balón a Luis Jiménez. Éste dejó sólo a Gutiérrez quien convirtió el 1 a 0.

Los de Ivo Basay comenzaron a manejar el partido, y así llegó el segundo tanto obra de Julián Fernández. El tercero definitivo llegó en el minuto 72 con un gol angulado de Matías Campos López. Partido redondo de los árabes quienes con Basay en la banca lograron la Copa Chile, clasificar a la Copa Libertadores y jugar una temporada más en la división de honor.

En el estadio La Granja de Curicó, y con arbitraje de Cristián Garay, Curicó Unido cayó por 2 goles a 1 ante la Universidad de Chile. Los azules se jugaban la posibilidad de alcanzar el segundo lugar y así lograr entrar a la fase de grupos de Copa Libertadores, pero dependían de lo que hiciera la Universidad de Concepción.

A los 19 minutos, la “U” se ponía en ventaja con gol convertido por Sebastián Ubilla quien aprovechó un rebote de la defensa curicana. La alegría duró poco, ya que a los 26 minutos Ricardo Blanco convertía el empate con un gol de gran factura. No pasaron ni 3 minutos y los de Kudelka se ponían nuevamente en ventaja; David Pizarro habilitó a Yeferson Soteldo y el venezolano remató al primer palo de Luis Santelices. Curicó tuvo la posesión del balón, pero no le bastó para terminar la temporada de mejor manera.

Por último en el estadio Monumental David Arellano, Héctor Tapia se despidió con una derrota ante la Universidad de Concepción, logrando un discreto quinto lugar.

Un año para el olvido en Colo Colo, refrendado en éste encuentro donde tuvo a un cuadro popular carente de ideas. En la primera etapa, de ritmo lento y con escasas oportunidades de gol, los de Tapia tuvieron dos posibilidades de marcar por medio de Iván Morales, primero, y Branco Provoste después.

Presionó el equipo sureño en la etapa final, y así llegaría la apertura del marcador para la visita: cabezazo de Hugo Droguett que impacta en el palo del arco de Orión y que aprovecha Luis Pedro Figueroa para poner el primer tanto.

Con llegadas de uno y otro, llegaría la segunda cifra para los de Francisco Bozán: en el minuto 82 Luis Riveros ponía la tranquilidad en el marcador y de paso, aseguraba a la Universidad de Concepción en el segundo lugar de la tabla. Premio al equipo penquista que con los resultados de la fecha 30 estarán en fase de grupos de la Copa Libertadores del próximo año. Dirigió el juez Christian Rojas.

Comentarios

comentarios