La gerencia de la ANFP anunció que a mitad de la próxima semana será dada a conocer la programación de la fecha 13 de primera división y 30 de la primera B, como asimismo las liguillas de ascenso y descenso.

En la última reunión asistió también el SIFUP, pero se retiró al conocer la decisión de la ANFP de insistir en programar, a pesar del rechazo mayoritario de los capitanes de los equipos que estuvieron por suspender las actividades.

«Estamos mandatados por los presidentes de los clubes quienes alcanzaron el quórum suficientes para programar los partidos», señaló el gerente de competiciones de la ANFP, Rodrigo Robles.

En todo caso el hecho de programar los partidos es porque estamos convencidos que efectivamente ellos puedan disputarse. El problema principal obviamente es la situación del país y, por otro lado, está la negativa del SIFUP, que de hecho está en paro.

Declaraciones de referentes como Pinilla y Paredes dan visibilidad a la postura de quienes lideran la decisión de no jugar, ya no por razones de seguridad sino que sencillamente porque adhieren a las paralizaciónes en apoyo del conflicto social que sacude al país.