El remo nacional siempre ha cosechado grandes logros, sobre todo en el evento deportivo continental más importante: en los Juegos Panamericanos de Winnipeg de 1999, hasta Toronto 2015, Chile ha acumulado un total de 9 medallas, 6 de bronce y 3 de oros.

En la antesala de los Juegos Panamericanos, el presidente de la Federación Chilena de Remo, Roberto Liewald, se refiere a la joven generación de deportistas, las expectativas para Lima 2019 y a la seguridad que debe haber en esta disciplina, a propósito del accidente mortal ocurrido en Valdivia hace unas semanas.

“Cualquier actividad cuenta con un nivel de riesgo. En esta, por ser una actividad náutica, ese riesgo aumenta. Los clubes del país son muy celosos en resguardar la seguridad en la práctica de nuestro deporte, esto además de la mano de la Autoridad Marítima, a la cual nos debemos en el cumplimiento de la reglamentación y disposiciones vigentes”. señalo la máxima autoridad del Remo, Roberto Liewald.

Al momento de analizar la situación de la especialidad a nivel nacional y los futuros deportistas, el presidente mencionó que “pensamos que la situación actual es promisoria; considerando los títulos logrados por Antonia y Melita Abraham, dos hermanas que siendo muy jóvenes aún, nos han posicionado en lo más alto del medallero Mundialista. Pero no solo ellas se encuentran en un muy buen nivel, nuestra actual selección de remo presenta un promedio de edad joven, siendo la mayoría Sub 23, con un nivel equiparable a deportistas adultos”.

Chile consiguió un total de 4 medallas en Toronto 2015, 1 de oro, 1 de plata y 2 de bronce, y este año en Lima, Liewald considera que “tenemos las mejores expectativas, pero se debe remar la prueba antes de celebrar la medalla.  En el próximo Panamericano, nuestra participación en lo que se refiere a número de botes es Histórica, nuestro país compite en 13 de 14 pruebas. Esperamos obtener 8 medallas”.