Después de transformarse en el número 1 en el tenis paralímpico, Robinson Méndez eligió el camino del canotaje para seguir representando a Chile después de 20 años de carrera. Hoy, cuando se celebra una Teletón distinta, el deportista recuerda la importancia de la campaña solidaria presentada por Don Francisco.

¿Qué te parece esta modalidad más austera de Teletón 2020?

Por el tema del coronavirus la Teletón ha tenido que buscar la forma de estar vigente. En estos momentos necesitamos unión como país y Teletón siempre lo ha logrado. Desde niño que todos hemos crecido junto a ella y creo que es la mejor forma para poder acercanos y estar más unidos como chilenos.

Sin el financiamiento necesario, Teletón podría cerrar algunos institutos, ¿Qué te pasa al escuchar eso?

Es triste pensar que podría pasar, porque yo viví muchos años en Teletón. Conocí historias de mamás que debían viajar de Talca al instituto de Santiago para rehabilitar a su hijo. El sacrificio que hacen los padres por llevar a sus niños es gigante y pensar que puedan cerrar algunos institutos es triste. Por eso, ahora más que nunca tenemos que estar con Teletón.

¿Cómo te ayudó Teletón cuando lo necesitaste?

A mi me ayudó muchísimo, fue un pilar fundamental junto a mi familia para poder salir adelante y rehabilitarme. Lo verdad, es que lo necesité mucho y es por eso que estoy con Teletón siempre, diga lo que diga la gente.

¿Qué le dirías a otros deportistas que podrían estar viviendo un momento como el tuyo hace 20 años?

Simple, que no dejen de luchar por sus sueños. Yo tuve un sueño de ser futbolista y representar mi país en todo el mundo. Alguna vez jugué en Colo Colo, pero el destino me hizo ver una realidad distinta y terminé en una silla de rueda por una “bala loca”, las típicas que uno ve en las noticias. Los sueños se logran, llevo más de 20 años representando a mi país, y me patrocina Colo Colo. Obvio que tuve que dar la vuelta más larga , pero pude lograr mis sueños. No dejen de luchar por lo que quieren, hay que tener paciencia y convicción porque va a llegar el resultado.