Chile busca dar un nuevo paso en Canadá, con miras al torneo en Asia. Tras su participación en el World Rugby Sevens Series de Las Vegas, donde Chile finalizó 11 entre 16 participantes, la selección nacional ya se encuentra en Vancouver.

En Las Vegas, Chile cosechó un triunfo (ante Francia), un empate (con Sudáfrica, que está top 5 de la clasificación) y perdió ante Inglaterra, Japón y Escocia.

No ha sido fácil para el Rugby 7 de Chile. El crecimiento ha sido lento, pero constante. Los rendimientos aún están en deuda, pero Chile apunta alto en Canadá. No obstante ello, la selección piensa en Hong Kong para, al fin, dar el gran salto: la serie mundial.

La preparación en Vancouver, tendrá a Chile enfrentando a Estados Unidos, Sudáfrica y Gales en el grupo A. Sin duda un desafío mayor, ya que Estados Unidos son los líderes del circuito mundial, los sudafricanos siempre han estado metidos en la élite mundial y Gales pelea junto a Japón por el descenso del grupo principal de la disciplina.

Francisco Mezuane, scrumhalf del seleccionado nacional, tiene confianza en que se logrará mejorar el rendimiento, más allá de los resultados.

Chile deberá apelar al juego fluído, sin desgastarse en exceso en el contacto físico con los oponentes, manteniendo en movimiento por lapsos más largos la pelota.

La selección dirigida por Edmundo Olfos, ostenta un 11 lugar logrado en Las Vegas. El objetivo es ascender a lugares de avanzada.

En Vancouver, Chile debutará éste sábado 9 de marzo ante Sudáfrica, un viejo conocido para los “Cóndores 7”