Una jornada de jueves en la NBA con 4 partidos pero que hizo historia, pues San Antonio (6°oeste, 25-18) y Oklahoma (3°oeste, 25-16) brindaron un gran espectáculo en el AT&T Center. Los Spurs arrancaron con un ritmo infernal: en la primera mitad convirtió sin fallar 12 triples consecutivos. Pero no se quedarían ahi, ya que tuvieron una increible efectividad en triples en la planilla final: 16 sobre 19 intentados (84%).

Además contó con un Lamarcus Aldridge imparable, que sumó !56 puntos¡, 9 rebotes, 4 tapas y 8 asistencias. El Thunder se quedó con las manos vacías pese a otro triple doble fuera de serie de Russell Westbrook: 24 puntos, !24 asistencias¡ y 13 rebotes.

La sexta anotación más alta de la historia de la NBA y la mejor desde 1990. Desde 2006 que no se anotaban 300 puntos en un partidos (Nets-Suns 161-157). A su vez, los 154 puntos de San Antonio son la mayor anotación de la franquicia desde 2010 cuando anotaron 147 contra los Warriors.

En tanto el veterano escolta Dwyane Wade aportó 19 puntos, incluidos tres triples, y los Heat de Miami vencieron de locales por 115-99 a los Celtics de Boston, que vieron acabar racha ganadora de cuatro triunfos consecutivos.

Junto a Wade, que aportó 12 tantos en la segunda parte, otros cinco jugadores de los Heat tuvieron número de dos dígitos, incluido el escolta titular Josh Richadson, el jugador que ocupó su puesto en el cinco inicial y que logró 18 tantos, con cuatro triples, y seis asistencias.

El alero Derrick Jones Jr. llegó a los 14 tantos, también como reserva, capturó siete rebotes –seis defensivos–, y recuperó dos balones. Mientras que el alero Justise Winslow se encargó de dominar en el juego interior y en la dirección del ataque al aportar un doble-doble de 13 tantos, 11 asistencias –su mejor marca como profesional– y siete rebotes, incluidos cinco defensivos.

El pívot Hassan Whiteside se quedó a las puertas de otro doble-doble tras anotar nueve puntos y capturar 10 balones bajo los aros. Los Heat como equipo establecieron la mejor marca de la temporada al anotar 18 triples, además de generar 33 asistencias en 45 tiros que hicieron a canasta.

La victoria permitió a los Heat (20-20) romper racha de dos derrotas consecutivas y los consolida en el primer lugar de la División Sureste. En el resto de los encuentros, Denver sigue puntero del Oeste tras ganarle 121-100 a los Clippers y Sacramento venció a Detroit 112-102.

Comentarios

comentarios