En apenas 61 minutos, Diego Schwartzman (15° ATP) se impuso al chileno Nicolas Jarry en la primera ronda del Masters 1000 de Roma. El tenista argentino, que no está atravesando su mejor momento en esta gira de arcilla, pasó por encima de Jarry, que sólo conectó el 45% de sus primeros saques y no salvó ninguna de las cinco bolas de break que afrontó.

Avanza Schwartzman hacia segunda ronda, donde se las verá con Benoit Paire y de seguir avanzando en octavos podría toparse con Marin Cilic. El trasandino explicó que las condiciones de la pista en la que jugó eran complicadas y expresó su satisfacción por lograr, a pesar de eso, meterse en la segunda ronda del Masters de Roma.

“El arranque no fue bueno, luego me acomodé un poco, en esa cancha hay muchísimo ruido, se ve muy poco, es bastante chica, un poco atípica para un torneo así. La cancha donde nos toco jugar no era fácil y pasar de ronda es importante”, declaró el argentino al acabar el partido según “Al Aire Libre”.

El discípulo del argentino Juan Ignacio Chela explicó además que el hecho de medirse tantas veces en poco tiempo con Jarry suponía una complicación más, ya que, opinó, había el riesgo de que su rival le tomara la medida.

“También es un poco peligroso (medirse tanto con Jarry), porque él también podía tomarme la medida a mí. Encontrarle tantas veces es complicado”, aseguró.

“Me desperté temprano, cuando vi que se empezó a alargar, llovía y las canchas estaban tapadas, volví a dormir un ‘ratito’. Después, cuando me desperté, me fui al gimnasio a transpirar. Sabía que iba a jugar por la tarde, calenté un poco, tomé otra ducha y a la cancha”, concluyó.

Cabe señalar que este es el cuarto enfrentamiento entre ambos, en un cara a cara que hasta ahora sólo tiene victorias del argentino. Los tres duelos anteriores habían sido en 2018, y hasta aquí el chileno no pudo ganar ni siquiera un set.

El primer encuentro fue en las semifinales del ATP 500 de Rio de Janeiro, donde el Peque se impuso por 7-5 y 6-2 y luego ganó el torneo. Pocos días después se reencontraron en el Masters 1000 de Miami, y la victoria fue aún más contundente, 6-3 y 6-1 en la primera ronda.

Por último se vieron las caras en el match de Copa Davis disputado en San Juan. Fue en el cuarto punto, donde Schwartzman estaba obligado a ganar y se impuso por un doble 6-4 para igualar la serie que Argentina se llevaría con la posterior victoria de Guido Pella ante Christian Garín (6-3 y 7-6).

Siempre atento a los resultados que pueda llegar a conseguir, esta es una semana que asoma como una oportunidad para Schwartzman. Al no defender puntos de la edición 2017 de este certamen (fue eliminado por Jack Sock en primera ronda), todo lo que sume le servirá para crecer en el escalafón.

Según el ranking en vivo, Diego comenzó el torneo en el puesto 13º, con 2.130 puntos y dos posiciones por encima del listado publicado el lunes (supera a Bautista Agut y a Sock). Y al vencer a Jarry ya superó a Sam Querrey (perdió sorpresivamente en el debut) y treparía al 12º lugar, con 2.165. Después su posición final dependerá de qué tan lejos llegue en el torneo y también de cómo les vaya a algunos de sus rivales.

Comentarios

comentarios