En la última jornada del Torneo de Apertura se vivió una extraña situación. En el duelo entre Huachipato y Palestino, el ‘acerero’ Ángelo Sagal se fue expulsado a los 54 minutos por lanzarle un pelotazo al árbitro asistente Carlos Echeverría. Hasta ahí nada raro. El problema se originó en la reacción del juez, quien cayó al piso acusando un gran dolor pese a que el balón no le impactó con gran violencia.

La jugada encendió la polémica por una supuesta simulación del juez. Y este martes en el cuadro de Talcahuano aseguraron apelar a la jugada que terminó con Sagal expulsado. Frente a este escenario, el presidente de la comisión de árbitros, Pablo Pozo, se refirió a lo sucedido y lamentó la actitud del juez Echevería. Sin embargo, no descartó que el jugador estuviera bien expulsado.

“La reacción de Sagal al verse perjudicado con un cobro no fue la adecuada. Obviamente el árbitro en ese momento no evalúa la intención sino la reacción del jugador. Yo concuerdo con Claudio Puga, acá no se mide intencionalidad. La reglamentación es clara, él golpea el balón y éste golpea al asistente. El árbitro cree que es una falta de respeto por lo que la jugada amerita tarjeta roja”, comentó a Fox Sports Radio.