Este viernes se dio a conocer públicamente, a través de la Oficina Forense del Condado de Los Ángeles, la autopsia del basquetbolista Kobe Bryant y de los otros ocupantes del fatal accidente en helicóptero del pasado 26 de enero. 

La autopsia oficial señala que el deportista tenía sólo un medicamento en su sistema llamado metilfenidato, que también es conocido como Ritalin que sirve para tratar el trastorno por déficit atencional y la narcolepsia. 

Además, el informe revela que el piloto del helicóptero Ara Zobayan no tenía alcohol ni drogas en su sistema.

También, se detalla que todos los integrantes del vuelo tuvieron heridas fatales inmediatas cuando el helicóptero se estrelló y donde también se encontraron partes del cuerpo desmembradas, huesos rotos y que el hedor del combustible quemó la ropa de los fallecidos. 

Kobe Bryant junto a su hija Gianna, ambos fallecidos en el accidente en helicóptero.