Fue el propio Tiger Woods quien confirmó que la Premier Golf League (PGL) va camino de convertirse en una realidad, por lo que el PGA Tour y el Circuito Europeo, encontrarían a un nuevo actor en su negocio.

Consultado sobre este asunto durante la rueda de prensa previa al Genesis Invitational, Tiger no dejó lugar a dudas: «Sí, se han contactado conmigo personalmente. Hemos profundizado en los detalles y tratado de saber más, como todos los demás», expresó.

El ganador de 82 torneos del PGA añadió en este sentido que «hay mucha información que todavía estamos viendo e investigando». Por el momento, PGL es un proyecto que no ha cobrado vida pero que existe sobre el papel. Sería un circuito mundial de 18 torneos, 10 de ellos disputados en Estados Unidos, sin corte y jugados a 54 hoyos. Estos eventos serían disputados sólo por 48 jugadores que serían divididos en 12 equipos.

Si el PGL cobrase vida, tendría que ser de la mano de Woods, la ficha más importante del tablero del golf. El mismo Tiger explicó que en su día los jugadores impulsaron los torneos del World Golf Championship ante la demanda de reunir más a menudo a los mejores de este deporte.

«Esta es una evolución natural. Se haga o no realidad, ideas como esta van a surgir en el futuro, ya sea ahora o en cualquier otro momento». Sea como fuere, el PGA Tour se toma esta amenaza bien en serio y hace unos días el comisionado del circuito, Jay Monahan, advirtió a los jugadores: «Si el Team Golf Concept u otro se hace realidad en 2022 o en cualquier momento, nuestros jugadores tendrán que decidir si quieren continuar siendo miembros del PGA Tour o competir en un nuevo circuito», revelando con estas palabras el recelo que provocaría la creación de una instancia paralela que reparta la torta entre mas comensales.