Inglaterra y Croacia, buscaban al rival de Francia, el próximo domingo en la gran final del Campeonato Mundial de Fútbol, Rusia 2018. Croacia, que presentaba la duda de su lateral derecho Vrsalijko, (que finalmente fue de la partida) llegaba a esta semifinal en inferioridad física y mental respecto de su rival,  luego de superar a Dinamarca y Rusia, en tiempo de alargue y lanzamientos penales. Eso se notó, en los 45 minutos iniciales.

El arranque del partido, fue con una falta que se fabrica Dele Alli, a un metro de la medialuna croata, a los 3 minutos. Decimos que la fabricó porque por más que se repita la acción, no nos parece infracción al futbolista del Tottenham.

996430856

Frente a la pelota se para Kieran Trippier. La conformación de la barrera, está compuesta por hombres croatas e ingleses, lo que indudablemente influyó para que Subasic, no tuviera  ninguna chance de llegar al notable tiro libre ejecutado por Trippier, para tempranamente a los 4 minutos, abrir la cuenta de esta segunda semifinal de Rusia 2018, en favor del equipo inglés.

Más allá del cabezazo de Maguire, a los 14 que se fue desviado, a partir del gol inglés, el control del juego lo comenzó a manejar el cuadro perdedor. Empezó a aparecer Modric, con dos muy buenos pases, que culminaron con remates de media distancia que no complicaron la portería cubierta por Pickford.

 De todos modos, el trabajo de Pickford, tampoco habla de un asedio incesante del cuadro croata, como el que imaginamos en la segunda etapa, si es que el resultado en contra se mantiene. Es más, con el final del primer tiempo, quedó la impresión que Inglaterra pudo aumentar la cuenta, cuando el “ciudadano Kane”, quedó solo ante Subasic a los 30, pero su primer remate es conjurado por el meta croata, y el segundo da en el poste. Sin embargo, la jugada estaba inhabilitada por supuestamente posición adelantada del goleador del certamen, no obstante Kane, se encontraba en la misma línea de la defensa de Croacia.

La segunda fracción se inicia con el cuadro croata queriendo dar vuelta la partida y queriendo hacer historia, (jamás disputó una final del mundo) asediando el arco inglés.

A los 64, Walker evita el empate de Perisic, con la zona testicular. A los 68, el mismo Perisic anticipa al mismo Walker, luego del centro del lateral derecho Vrsalijko, para con una plancha sobre la pelota, mandarla a la portería de Pickford y colocar la igualdad 1 a 1 en el Olímpico Luzhniki, de Moscú.

No conforme con ello, el cuadro comandado por Dalic, siguió insistiendo, demostrando sus deseos de hacer algo grande, y a los 71, el propio Perisic, estrella su zurda en el vertical izquierdo de Pickford. Croacia es un vendaval, a pesar de su averiada condición física.

A los 78, un respiro para Inglaterra, cuando la derecha de Lingard, se va demasiada ancha de la portería de Subasic. Los 90 minutos concluyen con el 1 a 1, donde lo más destacado en los minutos finales, fue una volea de Mandzukic, que Pickford no tuvo inconvenientes en retener. Nos vamos a la Prórroga, segunda para Inglaterra y tercera para Croacia, en esta Copa del Mundo.

A los 98, se produjo la jugada más peligrosa del primer tiempo del alargue, cuando el capitán inglés Stones, gana en lo alto, luego del corner servido por Trippier, pero Vrsalijko, salva de cabeza en la misma línea de gol, cuando Subasic estaba de estatua. En la última, Pickford le saca el gol a Mandzukic, ante un centro peligroso de Perisic. Se juegan los últimos 15, con Croacia, denotando un cansancio físico evidente.

A los 108, Croacia obtiene premio, cuando Perisic gana una pelota en lo alto a Walker, para que “Súper Mario” Mandzukic, aproveche la desatención de Stones, y el delantero de la Juventus le robe la cartera al zaguero inglés, para que con una zurda cruzada, el atacante croata convierta el gol más importante de su carrera y de su país, para dar vuelta el resultado, e instalar a Croacia en la final del mundial, a sólo 12 minutos del final.

Un premio decíamos, porque a partir de los segundos 45 minutos, el equipo comandado dentro del terreno de juego por el inmenso Luka Modric, se mostró superior a su rival, pero lo que es más importante, demostrando más ganas, más deseos, en suma más hambre, por disputar el juego del próximo domingo, ante el cuadro galo, por la final de la Copa delo mundo.

Con el dramatismo habitual, de los minutos finales en esta clase de encuentros, Croacia con no más de 30 años de vida, tras la desintegración de la ex Yugoslavia, se instala por primera vez en una final de un Mundial de Fútbol, repitiendo el próximo domingo, la semifinal de hace 20 años, en Francia 98, cuando Davor Suker, adelantaba a su Selección, pero el lateral Lilian Thuram, con un doblete, decretaba el paso de los galos, a la final de su propio Mundial de Fútbol.

No cabe duda, que el factor físico pudiera afectar el rendimiento de Croacia en la final, (llega al duelo decisivo con 3 prórrogas y 2 definiciones desde los 12 pasos, mientras que los franceses, definieron todo dentro del tiempo reglamentario) pero el hambre de gloria, y el corazón enorme, demostrado por sus integrantes, representados por una figura excluyente de este Campeonato mundial de Fútbol, como el volante del Real Madrid, Luka Modric, no parece ser obstáculo para una Selección que siempre remó desde atrás, toda vez que en todas los alargues, comenzó en desventaja (Dinamarca, Rusia e Inglaterra).

996443872

Inglaterra: Pickford; Walker (Vardy), Stones, Maguire; Henderson (Dier), Trippier, Alli, Lingard, Young (Rose); Sterling (Rashford) y Kane. DT Gareth Southgate.

Croacia: Subasic; Vrsalijko, Lovren, Vida, Strinic (Privaric); Brozovic, Modric (Badelj), Rakitic, Peroisic, Rebic (Kramaric); Mandzukic (Korluka). DT Zlatko Dalic.

Goles: 5″ Trippier (Inglaterra), 68″ Perisic (Croacia), 108″ Mandzukic (Croacia)

Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía)

Estadio: Olímpico Luzhniki, de Moscú.

Comentarios

comentarios