A pesar de haberse reprogramado la semifinal de la Copa Chile en el sentido que Colo Colo  y Universidad Católica jugarán en Temuco el sábado 18, a las 18:00 horas y que el mismo día pero en La Serena, y a las 20:00 horas lo harán Unión Española y Universidad de Chile, existe cierta incertidumbre en que dichos partidos puedan realizarse.

El de Colo Colo por las barras bravas que están absolutamente activas y que pudiesen paralizar el encuentro. Respecto al partido de Unión y la U, el cuadro hispano sigue sosteniendo su tesis que la realización de este partido es ilegítima y ha pedido una reunión del Consejo de Presidentes para abordar el tema, según lo aseverado por su gerente general Luis Baquedano.