El británico Simon Yates (Mitchelton-Scott) dominó hoy la decimoquinta etapa del Tour de Francia, la segunda que conquista en la cordillera de Los Pirineos, tramo en el cual el líder Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick-Step) vio reducirse su ventaja.

Simon Yates llegando a la meta

En la despidida de las hermosas montañas, que acogieron las últimas cuatro etapas del giro que ofrece un descanso mañana, el ciclista de 26 años llegó a la cima de Prat d’Albis -una cota ubicada a mil 205 metros de altura- con crono final de cuatro horas 47 minutos y cuatro segundos.

Detrás de Yates pasó la empinada meta el francés Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), quien continúa mejorando posiciones y ya es cuarto en la general individual, mientras que la tercera plaza del tramo dominical de 185 kilómetros y salida en Limoux fue para el español Mikel Landa (Movistar), ambos a 33 segundos.

Alaphilippe entró undécimo y mantuvo el maillot amarillo, aunque ahora con menos diferencia sobre el campeón defensor del Tour de Francia y uno de los principales candidatos al título, el británico Geraint Thomas (Ineos), distanciado a un minuto y 35 segundos.

En la clasificación, el holandés Steven Kruijswijk (Jumbo-Visma) conservó el tercer lugar, a un minuto y 47 segundos, seguido por Pinot, a un minuto y 50 segundos, y el colombiano Egan Bernal (Ineos), a dos minutos y dos segundos.

Por equipos, Movistar amplió la ventaja y es líder por más de 30 minutos sobre Trek-Segafredo e Ineos, este último con buena actuación en Los Pirineos.

El líder Julian Alaphilippe vio reducida su ventaja