La reciente participación de Venezuela en los Panamericanos de Lima refleja una realidad que golpea duramente a su pueblo. Graves falencias en los servicios básicos, transporte, alimentación, salud, educación y otros la tienen sumida en una profunda crisis social.

El deporte no es la excepción ni la prioridad y las condiciones para practicarlo cada vez son más precarias.

Lejos están los años de protagonismo y el futuro se ve oscuro. La carencia de recursos, la nula inversión y la falta de infraestructura incluso llevan a muchos deportistas a ver con buenos ojos representar a otro país.

“Es triste y decepcionante tener que pasar por esto. Tanto en el Comité Olímpico, el Ministerio y la federación han dejado que los problemas políticos del país nos afecten y nos dispersen»

Esas fueron las palabras de la nadadora Paola Pérez, medallista de plata en Toronto 2015 y que en Lima vivió una difícil situación al no contar con un traje apto para la competencia de aguas abiertas, sufriendo hipotermia.

Resultado de imagen para Paola Pérez,hipotermia en lima

Casos como este crecen sin ver una salida.

SE AFERRAN A LA ILUSIÓN

A pesar de todos estos problemas hay un grupo de deportistas que mantiene la ilusión. que siguió con sus entrenamientos, se sobrepuso a las dificultades y logró ganar medallas. Los hermanos Limardo en la esgrima, Daniel Dhers y Stefany Hernández en BMX Free Styles, Yulimar Rojas en salto triple, Andrés Madera y Antonio Díaz, en Karate, son algunos. La mayoría entrenando fuera de Venezuela. Pero desde el 2017 atletas venezolanos en disciplinas como boxeo, voleibol, sóftbol o esgrima no han podido participar en competencias internacionales por no presentarse, debido a la falta de recursos que les ha impedido a algunos tomar un vuelo.

Como eco, los pobres resultados en los grandes eventos del ciclo olímpico. Venezuela ganó 94 oros en los Bolivarianos Santa Marta-2017, 43 en los Suramericanos Cochabamba-2018 y 34 en los Centroamericanos y del Caribe Barranquilla-2018, perdiendo un tercio de la cosecha del ciclo anterior (161, 47 y 56).

En Lima Venezuela cerró en el duodécimo lugar con apenas 9 oros, 15 platas y 19 bronces, 43 medallas en total, muy distante de Guadalajara 2011, donde sumó 72 preseas, desglosadas en 12 oros, 26 platas y 33 bronces.  El tiempo dirá si la tendencia a la baja continua. Pero sin recursos, no se ve por donde pueda venir el golpe de timón que devuelva a Venezuela al sitial que hasta hace pocos años ostentaba.

Dhers logró una de las medallas doradas para Venezuela/ Foto Cortesía

Daniel Dhers muestra orgulloso su medalla