Una muy mala noticia recibieron los amantes del tenis al confirmarse la lesión de Roger Federer, actual número 3 del ranking ATP y para muchos el mejor jugador de todos los tiempos.

El suizo de 38 años y ganador de 20 Grand Slams publicó en sus redes sociales:

Image

“Mi rodilla derecha estuvo molestándome por un tiempo. Esperaba que se fuera, pero después de una revisión y discusión con mi equipo, decidí tener una operación artroscópica ayer (miércoles) en Suiza. Después del procedimiento, los médicos confirmaron que era lo que necesitaba y se mostraron confiados en una recuperación total».

También anunció que se perderá varios torneos importantes en el inicio del 2020: «Como resultado, lamentablemente me voy a perder Dubai, Indian Wells, Bogotá, Miami y Roland Garros. Estoy agradecido por el apoyo de todos. No puedo esperar a estar pronto de regreso jugando,  nos vemos en el césped!» finalizó Federer, aludiendo a un posible regreso en la temporada de pasto, que incluye el torneo de Wimbledon..

La operación a la que se sometió Federer no es novedad para él. En febrero de 2016 también tuvo que pasar por el quirófano tras el Open de Australia, en el quehabía caíd o en semifinales frente a Novak Djokovic, y se le realizó una artroscopía con pronóstico de un mes de baja para paliar un desgarro del menisco. En aquella ocasión, la operación fue en la rodilla izquierda. Entonces fueron tres meses los que el suizo pasó sin jugar antes de regresar para la gira de tierra batida en Montecarlo.

Image