Se dio la lógica. Brasil  llegaba como favorito porque siempre lo será cuando se enfrente con Chile pero muy particularmente en esta competición porque había logrado llegar a esta instancia ganando sus tres  partidos clasificatorios con holgura y mostrando un muy  buen nivel de juego. ,En  contrapartida, Chile llegaba a esta instancia por la vía de ser uno de los cuatro mejores terceros..

Contra todo pronóstico, sin embargo, Chile ofreció dura batalla particularmente en el primer tiempo terminando con un empate a dos goles. En ese lapso la selección nacional mostró su mejor rostro futbolístico en este mundial y planteó el partido de igual a igual.

En la etapa de complemento no varió mucho la postura táctica del equipo de Leiva y  mantuvo su alto nivel y solo se revolvió en definitiva a favor del dueño de casa en una acción individual de Diego que anotó el gol que ,al cabo, daría la victoria a Brasil y lo clasificaría a los cuartos de final

Deja está Sub 17 situaciones encontradas. Por una parte, figuras con gran futuro como Ortiz, Tapia, Rojas, Fierro, pero a la vez, exhibiendo un notorio déficits colectivo y una precaria preparación física e irregular defensa.

Chile: Julio Fierro; Cristian Riquelme (80′ César Díaz), Daniel Gutiérrez, Daniel González, Bruno Gutiérrez; Vicente Pizarro (C), Luis Rojas, Joan Cruz (74′ César Pérez); Gonzalo Tapia, Alexander Aravena y Kennan Sepúlveda (46′ Alexander Oroz). Técnico: Cristian Leiva.

Brasil: Matheus Donelli; Patryck (86′ Renan), Luan Patrick, Henri (C), Garcia; Peglow (52′ Pedro Lucas), Daniel Cabral, Diego; Talles Magno, Kaio Jorge (76′ Sandry) y Veron.  Técnico: Guilherme Dalla Dea

Goles: Kaio Jorge (8′, 45 2′), Joan Cruz (25′ y 41′), Diego (65′)

Arbitro: Andris Treimanis (Letonia)

Estadio: Estadio Bezerrao (Brasilia, Brasil)