¿Hay un complot?, ese fue el titular elegido por el Diario Deportivo Olé, de la edición de ayer, respecto de la situación que se está viviendo por estas horas, en el fútbol argentino, ante los cuestionamientos del Club Atlético River Plate, en el sentido, que ellos piensan, que habría un supuesto complot para ayudar a Boca Juniors, y de esta forma, que se corone como el primer campeón en el formato Superliga, que ha implantado la AFA., para la temporada 2017-18.

complot
River se siente perseguido.

Todo esto, a raíz del escandaloso arbitraje en contra, que fue objeto el club millonario, en la igualdad 2 a 2 del último domingo, ante Godoy Cruz de Mendoza, en el Monumental de Núñez, con un penal no cobrado a Lucas Pratto, y con el uruguayo “Morro”  García, anotando el 2 a 0, en favor de los mendocinos, un metro adelantado.

Lo anterior, se suma a los reclamos de la dirigencia de San Lorenzo, en el empate ante los xeneizes, hace dos domingos, cuando Tevez, marcó el empate en posición de adelanto, y expulsaron a un defensor de San Lorenzo, de manera injusta, terminando el encuentro con 9 hombres.

Todo lo anterior, tiene que ver con fallos referiles, como pasa en todas las ligas del mundo, pero el problema pasa, porque los mismos protagonistas de Boca Juniors, no colaboran mucho, y se muestran públicamente, con quienes va dirigida la acusación de River, que son el presidente de AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, reconocido hincha de Boca, a pesar de ser dirigente de Barraca Central, club que milita en la B, del fútbol argentino, y el Presidente de la Nación, el ingeniero Mauricio Macri, ex Presidente de la institución de la Boca.

complot
Barros Schelotto, Angelici y Macri, los conspiradores?

Hace tres semanas, cuando Boca Juniors realizaba su pretemporada en Mar del Plata, Carlitos Tevez, celebraba su cumpleaños, en la balnearia ciudad, y precisamente, uno de los invitados al evento, fue el Presidente de AFA., “Chiqui” Tapia, lo que ya en su momento, causó alguna molestia en la gente de la banda sangre. Pero lo que terminó de colmar la paciencia de Donofrio (Presidente de River) y del “Muñeco” Gallardo, fue la reunión que sostuvieron, el Presidente argentino, Mauricio Macri, y el mellizo Guillermo Barros-Schelotto, en el comienzo de esta semana.

Es por esta razón, que tanto el dirigente, como el Director Técnico, expresaron públicamente, la sensación que existe una orden a nivel superior, como para que esté todo dado, para que el club xeneize consiga el título, en Junio próximo. Gallardo, hace un par de semana, manifestó que había que estar con la “guardia en alto”, producto que sentía que a su equipo, lo querían voltear, luego de las últimas decisiones referiles.

Otro personaje que se sumó a la polémica, fue el ídolo riverplatense, Norberto “beto” Alonso, quien sin ningún temor, manifestó que existe una orden a nivel presidencial para ayudar a Boca. Declaraciones más o declaraciones menos, todo este microclima, no ayuda para nada, al partido del próximo 14 de Marzo, que los enfrentará por la Supercopa de Argentina, incluso, algunos medios, han señalado en las últimas horas, que el encuentro debiese postergarse, producto de los ánimos revueltos que se ha observado en los últimos días, por parte de todo el medio futbolístico, al otro lado de la cordillera.