El sushi es un alimento poco calórico, que representa una gran fuente de energía con bajo aporte de grasas y alto de proteínas, debido a que sus ingredientes básicos son el arroz cocido, las algas y vegetales crudos o a la plancha; el pescado fresco, como salmón y atún, y los mariscos, como gambas y langostinos bajos en grasas. Pero cuidado, que estos ingredientes no siempre son crudos, sino que pueden prepararse marinados, a la brasa, fritos o de otros modos. Por lo tanto, evite especialmente el sushi con ingredientes fritos o preparaciones altas en grasa, como con salsas a base de mayonesa. El sashimi o el nigiri son las mejores opciones.

El pescado que se utiliza en la elaboración de sushi (normalmente salmón o atún) es rico en proteínas, hierro y vitamina B12, ácidos omega 3 y omega 6, lo que favorece al sistema circulatorio y el funcionamiento celular, además de actuar como antiinflamatorio y reducir el dolor muscular. Esto es muy importante para un deportista cuya rutina de ejercicios es severa, dado que puede presentar inflamación muscular tras haber hecho ejercicio.  Otra función de las proteínas es la creación de nuevos tejidos de sostén y alivio de las roturas fibrilares de los músculos, propias de los ejercicios físicos de alta intensidad.

Volviendo a su principal ingrediente, el arroz, es una fuente de energía muy importante ya que aporta hidratos de carbono, siendo especialmente útil en rutinas largas de ejercicio, previniendo hipoglucemias asociadas; asimismo, las verduras y algas aportan vitaminas y son poco calóricas, brindando vitamina E que retrasa el envejecimiento y previene la aparición de arrugas y ayuda al mantenimiento del equilibrio hormonal, además de ayudar a reponer los minerales que se pierden a causa del sudor.

Todos estas razones lo hacen un alimento ideal para deportistas, sobre todo aquellos sometidos a un entrenamiento demandante, pues sus aportes nutricionales permiten que el cuerpo esté en las mejores condiciones para dicho entrenamiento.

No hay excusa para no disfrutar de un sushi después de un entrenamiento o encuentro deportivo, ya que hoy día es muy fácil encontrar restaurantes dedicados a este platillo, o adquirir todos los ingredientes necesarios en el supermercado más cercano. Prepararlo en casa es sencillo y puede ser una actividad desestresante, pero debe asegurarse de comprar el pescado para sushi en una pescadería respetable que garantice su frescura. Hacerlo en casa nos brinda la posibilidad de elaborarlo con arroz integral, lo cual agrega mucha más fibra, y una multitud de nutrientes como el magnesio y el selenio. Sin embargo, si estás agotado después del entrenamiento y no quieres ni pensar en cocinar o en salir a cenar, eso no significa que debas renunciar al sushi: siempre es posible pedir tus rollos y sashimis favoritos con entrega a domicilio.

Comentarios

comentarios