La totalidad de los 36 jueces y árbitros de boxeo en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 han sido apartados a la espera del resultado de una investigación, anunció este jueves la Federación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA), organizadora del torneo en la ciudad brasileña.

Varios jueces y árbitros fueron ya apartados durante los Juegos, después de algunas decisiones controvertidas.

El irlandés Michael Conlan, que perdió en cuartos de final de -56 kg ante el ruso Vladimir Nikitin, criticó con virulencia la decisión de los jueces.

“A nosotros nos robaron primero, pero como somos hondureños no se nos tomó en cuenta. Luego de la pelea con el francés (Sofiane Oumiha) todos los periodistas nos decían del robo, luego sí pusieron atenció al Irlandés, que fue el segundo perjudicado”, manifestó el padre y representante del boxeador hondureño Teófimo López.

“Los jueces son unos corruptos, tan simple como eso”, dijo el irlandés, que después recibió una “severa reprimenda” por parte del COI tras haber apostado en los combates de boxeo de los Juegos.

El triunfo en la categoría de los pesados del ruso Evgeny Tishchenko ante el kazajo Vassiliy Levit también provocó una gran controversia. Tishchenko fue silbado por el público tras su victoria con decisión unánime de los jueces y durante la entrega de medallas.

“Se decidió que la integralidad de los 36 jueces y árbitros presentes en los Juegos de Rio no podrán oficiar en competiciones de la AIBA hasta la conclusión de la investigación”, indicó la institución, cuyos responsables se reúnen esta semana en Lausana para evitar una situación similar.

“Los resultados de una investigación específica (de los jueces y árbitros) en curso permitirá a la AIBA decidir las medidas a tomar”, precisó la instancia, añadiendo que “un pequeño número de decisiones forman parte del objeto de debate e indican las reformas que son necesarias”.

Comentarios

comentarios