Definitivamente el deporte se ha visto perjudicado con la presencia del Tifón Hagibis, pues el Mundial de Rugby debió cancelar dos partidos este sábado y dejó en dudas algunos de los de mañana domingo y ahora ocurrió con la Formula Uno.

De hecho la sesión de clasificación del Gran Premio de Japón, prevista para este sábado fue cancelada y se se disputará finalmente en la madrugada de este domingo, 4 horas y diez minutos antes de que los pilotos compitan en la carrera.

Es que dicho fenómeno meteorológico ha obligado a la Federación Japonesa de Automovilismo y a los promotores de la carrera a cancelar cualquier actividad que hubiera programada el sábado en la pista y todo ha quedado postergado para la jornada dominical.

Será, por tanto, un ‘superdomingo’, con clasificación y carrera. Y sin más tiempo para pruebas sobre el asfalto, así que a los pilotos les espera un sábado de persianas cerradas y trabajo en el simulador mientras Hagibis toca el archipiélago japonés, para que tras la tempestad llegue la calma y se produzca un domingo soleado en Suzuka en el que se dirima el nuevo campeón del Gran Premio de Japón.