Un domingo con siete partidos en la NBA y con Toronto como el gran protagonista. El resultado (121-107) terminó siendo mentiroso. Lo cierto es que aún sin su principal figura, Kawhi Leonard, los Raptors le dieron una verdadera paliza a unos irregulares Lakers, marcando el ritmo desde temprano en el Staples Center.

El partido ya estaba prácticamente definido desde los primeros minutos, con un parcial inicial de 42-17 en favor de los canadienses. Si bien los angelinos maquillaron el marcador en el final, no les alcanzó para remontar una brecha exagerada e impensada. Serge Ibaka fue la gran figura de la noche. El pivote español consiguió la máxima de puntos de su carrera (34 más 10 rebotes), tras lanzar 15 de 17 en tiros de cancha.

Además, hubo 21 puntos y 15 asistencias de Kyle Lowry y 16 tantos y 13 rebotes de Pascal Siakam. Por el lado del dueño de casa, no alcanzaron los 24 puntos de Kyle Kuzma, en una noche particularmente callada de parte de LeBron James (18 puntos, 6 asistencias y 2 rebotes).

En otros juegos de la jornada, Milwaukee goleó a Sacramento por 144-109 (26 puntos, 15 rebotes y 11 asistencias de Giannis Antetokounmpo), Brooklyn sorprendió a Philadelphia por 122-97, los Wizards se recuperaron ante los Knicks por 108-95, Orlando sorprendió a San Antonio por 117-110, Phoenix se impuso de manera agónica ante Memphis por 102-100 (tiro ganador de Devin Booker) y Portland dominó a un Minnesota sin Jimmy Butler, por 111-81.

El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo confirmó, con un triple-doble, su condición de nueva estrella y se robó el protagonismo individual pues aportó un triple doble de 26 puntos, 15 rebotes y 11 asistencias y encabezó el ataque balanceado de los Bucks de Milwaukee que vencieron con facilidad (144-109) a los Kings de Sacramento.

Antetokounmpo, de 23 años, que logró su segundo triple-doble en lo que va de temporada, estableció la mejor marca en asistencias, y lideró una lista de ocho jugadores de los Bucks que tuvieron números de dos dígitos.

La estrella de los Bucks anotó 8 de 11 tiros de campo, incluido un triple de dos intentos, y 9 de 12 desde la línea de personal, en apenas 30 minutos que estuvo en la pista del Fiserv Forum, de Milwaukee, donde el equipo está invicto con marca de 6-0.

La victoria permitió a los Bucks (8-1) volver al camino del triunfo después de haber perdido el invicto en el anterior partido que disputaron de visitantes frente a los Celtics de Boston (117-113), lo que les costó quedarse sin el invicto, el último que había en la nueva temporada de la NBA.

Comentarios

comentarios