A pesar que el directorio de la ANFP decidió que se jugará el partido entre Unión Española y la Universidad de Chile para definir el cuarto cupo de la Copa Libertadores sigue el suspenso.

Ahora, la Unión Española, a través de su gerente Luis Baquedano amenazó con no presentarse a este encuentro y acusó a la U, de ejercer presiones al directorio de la ANFP y de hacer sentir el peso de sus influencias.

La directiva de los rojos no descartó incluso recursos ante tribunales deportivos, a pesar que esto le puede ocasionar sanciones deportivas y económicas.

El presidente de Azul y Azul José Luis Navarrete, por su parte atacó personalmente al presidente hispano recordándole su cuestionado pasado directivo.

» No puede transformarse en el paladín de la justicia porque representa un periodo obscuro ya pasado».

A pesar de estas declaraciones pensamos que el partido se programará, que Unión se presentará y que el ganador ocupará el cuarto cupo a la Copa Libertadores de América.