Tyson Fury es una persona especial, de eso no hay duda, y hoy lo confirmó luego que publicara una foto en la red social twitter haciendose pasar por Tony Montana, el íconico narcotraficante de la película «Scarface».

Lejos de preocuparse por las acusaciones de haber dado positivo a cocaína en un test antidoping, Fury parece tomarse las cosas con calma, a pesar de que existe el riesgo de que pierda sus campeonatos junto con recibir un duro castigo.

Hasta el momento el equipo de Fury no ha confirmado, ni desmentido la información surgida respecto del doping por cocaína más allá de esta curiosa publicación.

Comentarios

comentarios