En búsqueda de subir en la tabla de posiciones y aumentar la cuota goleadora que ha sido una de las carencias constantes de los hispanos en este 2019, la directiva contrató al atacante venezolano Rafael Arace, que viene del Aragua FC de su país donde en 20 partidos marcó 5 goles siendo esta su mejor temporada.

«Es un paso importante en mi carrera por todo lo que significa este club y estoy muy feliz. Vengo a aportar mi grano de arena. Todos mis compatriotas han dejado una buena imagen» nos dijo el caraqueño de 24 años.

Con este arribo al fútbol nacional se convertirá en el décimo segundo jugador nacido en la tierra caribeña en jugar en un equipo de la Primera División. En total sumando ambos campeonatos son trece los vinotintos que forman parte de nuestro balompié nacional

«Vengo preparándome para afrontar esta oportunidad que es mi primera en el exterior y creo que llego de la mejor manera para seguir dejando el nombre de los venezolanos en alto y poner al club en los puestos que se merece, nos agregó.

Sobre sus características y lo que puede aportar en el terreno de juego el delantero adelantó que es un jugador explosivo y que no da pelota por perdida fácilmente .»Una de mis virtudes es que siento que dentro de la cancha me sé ubicar bien y ocupar los espacios. Creo que con una buena conexión con mis compañeros de ataque vamos a hacer un buen trabajo».

En rigor podemos afirmar que efectivamente los venezolanos han sido un real aporte a nuestro fútbol.