El mundo del Surf, este martes recién pasado, estuvo expectante ante el swell que se supone llegaría con fuerza en la costa pichilemina y que hizo levantar alerta amarilla al HakaHonu Ceremonial by Royal Guard.

Sin embargo la organización del torneo luego de revisar las características de esta marejada decidió retornar a bandera roja, lo que significa que el campeonato más importante del Hemisferio Sur deberá seguir esperando a las condiciones idóneas para poder dar su puntapié inicial.

La naturaleza es impredecible y esto bien lo saben los organizadores de uno de los campeonatos de surf más importantes del mundo, el HakaHonu Ceremonial by Royal Guard, ya que luego de 20 años trabajando en él, sus líderes coinciden en que “nunca se sabe cuándo se llevará a cabo con exactitud” el campeonato.

La bandera amarilla que levantó las expectativas de los surfistas nacionales e internacionales y todos aquellos que esperan con ansias que el torneo se desarrolle, volvió a bandera roja luego de que el comité organizador, en conjunto con el apoyo y la experiencia del Director del Big Wave Tour y destacado surfista de olas grandes Gary Linden, determinó que el “HakaHonu Ceremonial by Royal Guard”, deberá esperar.

El torneo vuelve a su período de espera, que se mantendrá hasta el 16 de septiembre de este 2018. Por su parte la Fundación Punta de Lobos, HakaHonu, Cerveza Royal Guard, House of Marley, Suzuki, Red Bull y Hotel Alaia siguen trabajando activamente en su campaña de protección del ecosistema terrestre y marino de Punta de Lobos, proponiendo ser el primer campeonato de surf con huella de carbono neutral y que se desarrollará en equilibrio con la naturaleza de lugar en el cual se llevará a cabo.

Fuente: Catalina Muñoz

Comentarios

comentarios