La belga Kim Clijsters, ex número uno del tenis mundial, anunció hoy su decisión de regresar al circuito profesional para damas en el 2020, tras siete años alejada del deporte activo. ‘¿Qué quiero hacer de mi vida?. En los últimos siete años me dediqué a ser madre full time, pero amo jugar al tenis… Nos vemos eL 2020’, dijo la europea en un vídeo divulgado a través de las redes sociales.

Luego de tener tres hijos y cumplir 36 años el pasado 8 de junio, la belga apuesta por retornar a las canchas en su tercer ciclo como tenista ya que se había retirado inicialmente en el 2007, para retornar dos temporadas más tarde después del nacimiento de su primer hijo, una vuelta coronada con tres títulos de Grand Slam antes de colgar su raqueta en 2012.

Desde entonces, Clijsters tuvo dos hijos más y permaneció varias campañas sin jugar al tenis. Hasta que este jueves reveló su decisión de regresar el 2020, inspirada en el éxito de otras madres del circuito, como la estadounidense Serena Williams.

‘A los 36 años siento que soy demasiado joven para ser retirada. Y con tantos atletas y madres inspiradoras compitiendo, no puedo esperar para volver a la cancha y ver qué es posible después de tener tres hijos. Si bien hay mucho trabajo por delante en los próximos cuatro meses, mi mayor motivación es el desafío personal, tanto físico como mentalmente. Quiero ponerme a prueba de nuevo’, explicó.

Clijsters, ganadora de tres Abiertos de Estados Unidos (2005, 2009 y 2010) y un Open de Australia (2011), retomó los entrenamiento a principios de este año y jugó en el evento de prueba del nuevo techo de la cancha central de Wimbledon en mayo pasado.

En su primer regreso del retiro, ya se había convertido en la tercera jugadora de la Asociación Femenina de Tenis en conquistar un título de Grand Slam como madre después de las australianas Margaret Court y Evonne Goolagong Cawley. Incluso recuperó el número uno del ranking mundial, al que accedido por primera vez el 2003.

Seguramente su hija Jada (11 años), y sus hijos Jack (6) y Blake (3), estarán en sus partidos junto a su esposo y padre de los niños, el ex jugador de baloncesto estadounidense Brian Lynch. También allí estarán su antiguo entrenador Carl Maes y el osteópata Sam Versleghers.