Restan menos de dos días para que comience el Campeonato Mundial de Lucha Olímpica, instancia planetaria que entregará seis cupos en los 130 kg a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Yasmani Acosta lleva semanas en Kazajistán alistándose para lo que será su participación en el mundial. El cubano nacionalizado chileno oficialmente en enero de 2018 anhela con estar por primera vez en su vida en unos Juegos Olímpicos.

Su motivación, guiada por su técnico Néstor Almanza, se vio truncada hace algunos meses por unos granos que aparecieron en su cabeza. No obstante, hoy ya está completamente listo para pisar el colchón y clasificar a Chile a cita asiática en la lucha grecorromana.

En el mundial clasifican las seis primeras plazas: el oro, la plata, los dos bronces y los dos que pierdan el bronce. Todos aquellos luchadores que disputan una medalla, quedan automáticamente clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Yasmani Acosta, el número ocho del ránking mundial, saltará al colchón el próximo 15 de septiembre.