La triplista venezolana Yulimar Rojas, campeona mundial en Londres 2017 y medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016 será sin duda una de las grandes animadoras de los Juegos Panamericanos. Junto a ella competirá su clásica rival, la colombiana Caterine Ibarguen, campeona olímpica de la prueba.

El atletismo de Lima 2019 se prepara para recibir tal vez la delegación mas laureada en toda su historia. Estrellas como Justin Gatlin, actual campeón mundial de 100 metros; las jamaicanas Shelly Ane Fraser e Elaine Thompson, ambas campeonas olímpicas y mundiales y su compatriota, reciente récord mundial juvenil de 100 metros, Briana Williams, son sólo algunas de las figuras que animarán la fiesta panamericana. Yulimar Rojas se alza como una de las atracciones sudamericanas del torneo junto con Caterine Ibarguen, su gran rival colombiana.

En efecto, estas dos atletas de gran carisma han protagonizado los mejores duelos de los últimos años en el salto triple, repartiéndose las medallas de oro y plata en cada uno de los torneos olímpicos y mundiales, tanto en pista cubierta como al aire libre. Yulimar es la actual campeona mundial y Caterine la campeona olímpica, un espectáculo asegurado.

Sin embargo la diferencia de edad -Caterine tiene 35 años, 11 años mas que Yulimar de 23- hace que sea la colombiana la que mas medallas olímpicas y mundiales ha ganado. Seis metales entre ambas citas, tres de ellos de oro, retratan a Ibarguen como una atleta experimentada en comparación con la todavía corta pero ilustre carrera deportiva de Yulimar Rojas. La venezolana despegó definitivamente de la mano de Iván Pedroso, el único saltador de largo en haber superado la barrera psicológica de los 9 metros, marca anulada por exceso de viento a favor. El cubano la tomó bajo su dirección técnica ante la insistencia tenaz de Yulimar, alianza que le ha dado enormes triunfos a la triplista de 1.92 metros de altura.

Sin duda Caterine va en los descuentos de su carrera deportiva y Yulimar en el amanecer de la propia. Pero los años de diferencia entre ellas extenderán el dominio sudamericano en la prueba, antes reservado exclusivamente a las especialistas rusas y ucranianas. Sudamérica se adueñó de una prueba completamente europea en sus inicios, y la experiencia y juventud han resultado ser la formula perfecta para dejar las medallas en este lado del planeta por muchos años más.

Yulimar Rojas y Caterine Ibarghuen, un duelo imperdible en Lima 2019.