Hace 35 años, un 13 de julio de 1985, tuvo lugar un evento histórico en París. En el Grand Prix de Salto con garrocha, dedicado al Día de la Bastilla, el ucraniano Sergey Bubka por primera vez en la historia del deporte superó los 6 metros, inalcanzables hasta el momento.

Los increíbles resultados del campeón olímpico, 10 veces campeón mundial, poseedor de 35 récords mundiales, para muchos indicadores permanecen sin igual. Sus logros son únicos. Ganó todos los títulos principales en los campeonatos del país, Europa y el mundo, los Juegos Olímpicos, las Copas de Europa y del Mundo.

La altura de Sergey Bubka es de 6.14 metros al aire libre (en la modalidad olímpica del programa) y aún permanece sin igual. Por el mayor número de logros mundiales en atletismo, aparece en el Libro Guinness de los Récords.

Por sus logros atléticos sobresalientes, Bubka fue el primero entre los atletas nacionales en recibir el más alto premio estatal: el título de Héroe de Ucrania. Después de terminar su carrera como atleta,  se convirtió en un exitoso gerente deportivo.

Hoy es miembro del liderazgo de los deportes mundiales, ocupando cargos en el Comité Olímpico Internacional, donde es miembro del Comité Ejecutivo, y la World Athletics, donde es el primer vicepresidente. Desde 2005, ha sido el jefe del Comité Olímpico Nacional de Ucrania.